Aumentan las ventas de coches usados en el mes abril

El número de transferencias creció hasta 161.232 unidades.

Las ventas de vehículos usados aumentaron un 16,7% este mes de abril respecto al mismo periodo del año anterior, hasta llegar a las 161.232 unidades, según los datos proporcionados por la consultora MSI para Faconauto, patronal de las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas automovilísticas presentes en el mercado español.

A lo largo de este 2018, las ventas han crecido un 7,5% en comparación con el 2017, hasta lograr 645.721 unidades. La previsión de ventas para el resto del año se ratifica en algo más de 2 millones de ventas, lo que se traduce en un incremento del 5%.
La razón de este crecimiento del mercado se debe principalmente a la buena racha que están viviendo las ventas de modelos de hasta 5 años, con el aumento de un 24,1% los de 0 a 3 años y de un 29,4% los de 3 a 5 años.

Diferentes modelos

Por un lado, los modelos usados de 3 a 5 años constituyen casi el 25% de todas las transferencias, y se están viendo beneficiados por la llegada al mercado de unidades automatriculadas por parte de los concesionarios. Según la consultora MSI, durante el mes de abril, algo más de 10.000 ventas de vehículos usados provinieron de matriculaciones tácticas, lo que dio lugar a un incremento del 38% para ese canal de origen.

Por otro lado, se encuentran los modelos de ocasión que tienen de 6 a 10 años, los cuales vieron caer sus ventas un 6,7% y los de más de 10 crecieron un 20% el pasado mes, alcanzando el 61% de todas las transferencias.

Cambios importantes en el sector

Las ventas de los concesionarios crecieron un 36,2%, lo que significa que han vuelto a ser protagonistas de este mercado quedando por encima de otros canales de comercialización como el de la compra-venta, que incrementó un 16,1% o el de empresas que obtuvo un 12,6%.

Según ha asegurado Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto, actualmente “estamos asistiendo a una transformación de este sector en nuestro país, coincidiendo con la creciente importancia de los concesionarios, responsables de la comercialización de los modelos de hasta 5 años, lo que está permitiendo mejorar la calidad del mercado de ocasión. Aun así, hasta que no saquemos rápidamente del circuito los coches de más de diez años no podremos hablar un mercado saneado y no nos equipararemos con los principales países europeos, donde la ratio de ventas de vehículo usados frente a vehículos nuevos dobla a la de España. Esto sólo ocurrirá si las matriculaciones de nuevos crecen a mayor ritmo”.