Avanza con GT Motive

Avanza con GT Motive

¿Cómo puede el taller de reparación ahorrar más energía? (Parte I)

GT Motive, compañía dedicada al desarrollo soluciones de valoración y gestión de siniestros, ha creado una lista con consejos sobre 10 elementos clave para que el taller utilice sus recursos de una manera más eficiente. Estos son los cinco primeros…

energia tallerUno de los puntos que contribuirán a que el taller de reparación sea más eficiente, es decir, a utilizar sus recursos de la mejor manera posible, es el ahorro energético.

El ahorro energético también ayudará a mejorar la imagen del taller y su compromiso ambiental. Para lograr este ahorro GT Motive, compañía dedicada al desarrollo de soluciones de valoración y gestión de siniestros, ha creado una lista con consejos sobre 10 elementos clave. A continuación te traemos la primera parte de esta lista:

1.     Climatización

Un elemento esencial que garantiza el confort, la conservación de útiles y materiales, además de influir sobre la productividad.

Consejos:

  • Emplear sistemas de climatización con temperatura regulable.
  • Evitar la colocación de obstáculos entre el climatizador y el personal para garantizar un funcionamiento óptimo.
  • Reaprovechar el calor emitido a la atmósfera por las máquinas de frío industrial, pudiendo aplicarlo al ACS, climatización u otros usos posibles, como intercambiadores de calor para la producción de agua caliente.
  • Evitar la utilización de mangueras para refrescar determinadas zonas.

2.     Sistemas de ahorro de agua

Adoptar medidas de ahorro contribuirá a reducir el consumo de agua, y por tanto el importe de la factura, además de ayudar a preservar el medioambiente.

Consejos:

  • Utilizar dispositivos limitadores de presión, temporizadores y/o difusores.
  • Emplear absorbentes en lugar de agua para la limpieza de derrames de: aceites, líquido de frenos…etc.
  • Revisar las instalaciones para detectar y evitar fugas o averías. A tal efecto, así como para detectar las áreas de mayor consumo, es recomendable la instalación de contadores por zonas.
  • Realizar, si es posible, la limpieza en seco de las instalaciones (barrido, aspiración… etc.).

3.       Optimización de las instalaciones

La base del ahorro energético son las instalaciones, ya que unas instalaciones inadecuadas (sea en materiales, maquinaria o diseño) incrementarán el consumo energético.

Consejos:

  • Estudiar la posibilidad de emplear equipos ecológicos que con el tiempo, debido a su bajo consumo eléctrico compensen su coste inicial.
  • Mejorar el aislamiento mediante las puertas y ventanas.
  • Vigilar y controlar las fugas de vapor o de aire comprimido.
  • Velar por un buen mantenimiento de la maquinara para que pueda funcionar a pleno rendimiento.

4.       Alumbrado

Establecer medidas de ahorro que permitan reducir el consumo garantizando la seguridad y la creación de una atmósfera adecuada.

Consejos:

  • Aprovechar la luz diurna. Un diseño adecuado de las instalaciones ayudará a incrementar este aprovechamiento.
  • Evitar el apagado y encendido frecuente de los tubos fluorescentes.
  • Utilizar tubos fluorescentes con balasto electrónico, en lugar de balasto tradicional. Esto permitirá regular la intensidad de la lámpara según las necesidades y mejorar la eficiencia de la lámpara. Dado que la inversión de estos sistemas suele ser más elevada, es recomendable aplicar esta tecnología en las luminarias con un alto número de horas en funcionamiento.
  • Instalar sistemas de control y regulación del alumbrado (sistemas de control de tiempo, sistemas de control de ocupación, sistemas de aprovechamiento de la luz diurna, sistemas de gestión de la iluminación).
  • Limpiar con regularidad los sistemas de iluminación, de manera que mejorará su rendimiento.

5.       Tecnologías

El avance de las tecnologías, tanto en equipos más eficientes, como en software y nuevas herramientas, contribuye a aumentar la eficiencia energética y organizativa del taller.

Consejos:

  • La introducción de la tecnología en las diferentes áreas de la empresa, permite ganar eficiencia, disminuyendo el consumo y el derroche de recursos. Por otra parte, los equipos de alta eficiencia o la tecnología avanzada ayudan a reducir el número de mantenimientos y actualizaciones necesarias en un equipo obsoleto, así como su ineficiencia energética.

RM
Varta

Comentar




Compartir en Facebook