Avanza con GT Motive

¿Cómo puede el taller de reparación ahorrar más energía? (Parte II)

El ahorro energético en el taller impactará positivamente en diversos elementos: la eficiencia del taller, la disminución de costes, la imagen del taller, o el compromiso y responsabilidad ambiental del taller, entre otros.

En el siguiente artículo GT Motive, compañía dedicada al desarrollo de soluciones de valoración y gestión de siniestros, cierra la lista de consejos sobre los diez elementos clave para ahorrar energía en el taller.

En una anterior entrega, publicada el pasado mes de marzo (puedes leer la noticia pinchando aquí), GT Motive ofreció cinco primeros consejos para que el taller pudiera ahorrar más energía. Esta es la segunda parte de aquel artículo. Ahí van otros cinco importantes consejos.

 

1.       Motores eléctricos de alta eficiencia energética

A la hora de diseñar un taller, el proyectista debería considerar el rendimiento energético de los recursos, proponiendo soluciones que se adapten a los procesos del taller, no solo económicamente, sino en términos de eficiencia.

Consejos:

  • Utilizar motores eléctricos de alto rendimiento y tamaño adecuado.

 

2.       Almacenamiento y consumo

El establecimiento de los correctos procesos de almacenamiento y consumo pueden ayudar a ganar eficiencia organizativa, así como a ahorrar costes.

Consejos:

  • Prestar atención a la dosificación recomendada por el fabricante en la utilización de los productos.
  • Vigilar las condiciones de temperatura y ventilación en el almacén, así como proteger los productos de las inclemencias del tiempo para evitar su deterioro.
  • Seguir las instrucciones de almacenamiento de cada producto, prestando especial atención a los productos peligrosos y guardar la distancia reglamentaria de aquellos materiales que sean incompatibles.

 

3.       Emisiones y vertidos

Las emisiones y vertidos, además de suponer una fuente de contaminación, también contribuyen a aumentar el gasto. Observar medidas para la correcta gestión y reducción de los vertidos permitirá ganar eficiencia y sostenibilidad.

Consejos:

  •  Realizar un mantenimiento preventivo de las instalaciones y equipos.
  • Reducir las emisiones de humos y partículas a través del empleo de los filtros y equipos adecuados.
  • Evitar los derrames en el suelo de residuos líquidos generados en las diferentes reparaciones, así como de los fluidos de motor.

 

4.       Materiales

La elección de los materiales contribuye, no solamente al cuidado del medioambiente, sino también al consumo eficiente.

Consejos:

  • Evitar, siempre que sea posible, los materiales que contengan elementos tóxicos o peligrosos como pueden ser el amianto o el plomo.
  • Optar por la elección de materiales ecológicos con certificaciones que ofrezcan garantía de un menor impacto negativo en el medioambiente.
  • Priorizar la utilización de productos menos agresivos con el medioambiente: detergentes biodegradables (sin fosfatos ni cloro), limpiadores no corrosivos, desengrasantes sin CFC,…).

 

5.       Ayudas y legislación

Dado el impacto positivo que el ahorro energético y la buena gestión de los recursos tiene para la sociedad, especialmente en sectores como el del taller en el que se manipulan residuos peligrosos, existe una legislación específica que afecta a la actividad. Además, hay organismos públicos que cuentan con iniciativas y ayudas para promover la eficiencia energética.

Consejos:

  • Prestar atención a las convocatorias de ayudas para la eficiencia energética que permitirán subvencionar la implementación de medidas y sistemas de ahorro.
  • Existe una amplia diversidad normativa de aplicación para el taller como la que atañe a: aguas, atmósfera, ruido y residuos, entre otra de aplicación.

Comentar




Compartir en Facebook