Noticias

Con equipamiento tecnológico de serie

El “Coche fantástico” a la vuelta de la esquina

La asociación madrileña de distribución de automóviles AMDA ha elaborado una recopilación de tecnologías aplicadas al automóvil que, aunque en la actualidad están reservadas a modelos premium con un gran equipamiento, se generalizará para todos los vehículos en un futuro mucho más cercano de lo que parece

coches futuroSegún la asociación madrileña de distribución de automóviles, el próximo utilitario que nos compremos podría parecerse mucho al coche fantástico de la famosa serie televisiva de los años ochenta. Sería un coche conectado  a internet, capaz de enviar y recibir mensajes, de saber el tiempo que hace en tu destino, conocer el estado del tráfico, recibir alertas sobre posibles peligros o pedir ayuda en caso de emergencia.

Por supuesto, contaría con un asistente de conducción, cuya evolución ha sido meteórica  en los últimos años, y que es el primer paso hacia la conducción autónoma, una realidad muy cercana, que tecnológicamente ya es viable en autopistas, pero que precisa de una regulación legal concreta para poder implantarse definitivamente en los vehículos producidos en serie; e incluso de un asistente de semáforos, que no sólo nos permitiría disfrutar de una conducción urbana más relajada y más eficiente,  sino que además controlaría la frecuencia de los semáforos, y calcularía la velocidad del vehículo, para evitar que tuviera que detenerse y que se activara el sistema Start/Stop, que eleva notablemente el consumo de combustible.

Con teléfono integrado, localización GPS  y conexión a internet,  tendríamos en nuestro propio vehículo un asistente personal las 24 horas del día durante todos los días del año, que podría facilitarnos información sobre destinos, programarnos el navegador para evitar posibles despistes durante la conducción, e incluso proporcionarnos ayuda ante un accidente, enviando a los servicios de emergencia a nuestra ubicación y aportando datos sobre el accidente, el estado del vehículo y el de los pasajeros, aun estando inconscientes.

Nuestro utilitario también podría contar con el Sistema Head Up Display, que muestra la información más importante del vehículo proyectada en el parabrisas, o en una pequeña pantalla transparente sobre el cuadro de instrumentos. Una tecnología que reduce el movimiento de los ojos y nos permite mantener la mirada en la carretera durante más tiempo.  De hecho ya existen versiones a color y con una distribución más amplia y completa de la información.

Y por supuesto, podríamos disponer de las distintas apps que los fabricantes ponen cada vez más al servicio de sus clientes,  y que posibilitan la interacción con nuestro coche permitiéndonos recibir información sobre su estado, el nivel del combustible y de aceite, la presión de los neumáticos, etc.  E incluso hacer cosas, como programar la calefacción para que cuando lleguemos al coche el habitáculo ya se encuentre a una temperatura confortable. Es posible además que cuenten con la tecnología que ya se ha implantado en algunos países para pagar en las gasolineras sin necesidad de bajarnos del coche, gracias a la conectividad del vehículo, o poder recibir una compra por Internet directamente en el maletero, sin importar donde lo tengamos aparcado.

Varta

Comentar




Compartir en Facebook