La facturación de los talleres españoles crece en 2017

Las previsiones de Conepa para 2018 dibujan un escenario muy parecido.

Conepa, la asociación nacional de talleres, señala que durante 2017 los talleres consiguieron un incremento de la facturación del 2,7%, durante el primer semestre fue del 3% y en el segundo un 2,4%, con una ventas totales de 12.100 millones de euros, cifra inferior a la alcanzada en 2016 con un 3% de incremento y a la de 2015 con un 3,7% de aumento.

En cuanto a número de operaciones realizadas, según los datos de Conepa los talleres reportan un 4,3% más de entradas de vehículos a sus instalaciones. La diferencia entre la subida del número de reparaciones en relación con las ventas (+2,7 por ciento) muestra una pérdida de rentabilidad considerable que, dicen,  preocupa a las empresas especializadas en la reparación y mantenimiento de vehículos” y empaña el dato objetivo de incremento de la facturación en el sector”.

Otro de los puntos que preocupan a la patronal es que la cifra de incremento de facturación de los talleres en el segundo semestre de 2017 sea inferior a la del primero. Un 3% de crecimiento entre enero y junio y 2,4% entre julio y diciembre, “a pesar del buen nivel registrado en los meses estivales (julio-septiembre), que no han podido compensar el lastre de un cuarto trimestre mucho más tranquilo”.

Esta diferencia entre semestres también se aprecia en las especialidades: en los seis primeros meses de 2017, los datos de Conepa muestran bastante uniformidad en  la electromecánica y la carrocería, con una leve ventaja de la primera sobre la segunda, entre julio y diciembre es precisamente la demanda de trabajos de chapa y pintura la que mejor evolución registra.

Por territorio, la patronal no aprecia diferencias significativas, aunque si lo hace cuando se analizan los resultados de las empresas ubicadas en núcleos urbanos y los de los talleres situados en zonas rurales (con cifras de crecimiento en torno a medio punto por debajo).

Y por otro lado, Conepa también señala un aumento del empleo global en el sector de aproximadamente un 3 por ciento alcanzando las 148.000 personas.

¿Y en 2018?

La asociación estima un crecimiento similar en términos porcentuales al de 2017 y muestra especial preocupación por la pérdida de rentabilidad, “en un momento en el que el sector ha de prepararse para afrontar notables inversiones con el fin de dar respuesta a las necesidades de los vehículos modernos”, concluyen.