El lío de los certificados ‘Pass Thru’, un poco más cerca de solucionarse

Según ha podido saber La Comunidad del Taller en primicia, en 2019 podría estar funcionando un certificado único que funcionaría como pasarela común a la información de todas las marcas vía 'Pass Thru'. Un enorme paso.

¿Qué es ‘Pass Thru’? Un protocolo de comunicación que permite establecer un contacto entre el vehículo y la máquina de diagnosis, y de esta, vía online, a la página web del constructor del vehículo. Es absolutamente necesario trabajar con este protocolo (o su homólogo, el PDU-API) para acceder a la información técnica de nivel 2.

La información de nivel 2 es toda aquella clasificada o protegida electrónicamente en el vehículo, para la que sea necesario contar con herramientas específicas (equipos de diagnosis con protocolos de comunicación ‘Pass Thru’, el más extendido, o PDU-API) y que requiera de un acceso identificado y previamente permitido por la marca: inmovilizadores, telediagnosis, acceso a la centralita, reprogramaciones (o ‘flashing’) y actualizaciones de la UCE…

El ‘Pass Thru’ es una tecnología desarrollada a partir de la norma Euro 5 (existe el problema de no poder acceder a la información técnica nivel 2 de los vehículos posteriores a ésta, que entró en vigor en el año 2009), aunque comenzó a comercializarse sensiblemente más tarde. Permite a los talleres independientes llevar a cabo operaciones que hasta su aparición únicamente quedaban en manos de las redes oficiales.

¿Dónde está el problema?
El caso es que para establecer esa conexión con las webs de los constructores y acceder a la información de nivel 2 hoy hay que conseguir un certificado para cada una de las marcas con las que se quiera trabajar. Sin esa acreditación, no hay acceso.

Un certificado para el taller y otro para cada uno de los empleados que vayan a acceder a esa información. Y para tramitarla es necesario aportar desde el CIF de la empresa o un seguro de responsabilidad civil, a los contratos y antecedentes penales y administrativos tanto de la empresa como del trabajador. Para que se hagan una idea. Y ese trámite, para cada marca. Hoy en día supone una barrera importante para los talleres.

En Europa el sector independiente ya trabaja para solucionar este problema. Que realmente es el único que existe a día de hoy con el nivel 2 (cuando se consiguen estas acreditaciones, no hay problemas de acceso a la información), pero que es muy importante.

En Bruselas se ha aprobado la creación de un certificado único (uno para todas las marcas, por aproximadamente 150 euros y con una vigencia de cinco años) que solucionaría el problema.

Los plazos ahora son estos: a mitad de este año está previsto que comience un periodo de pruebas que se llevará a cabo con cuatro países que ya han mostrado su deseo de participar en ese primer piloto. Serán España, Reino Unido, Francia y Suecia. Si todo va bien, este certificado único se implantará en toda Europa en los primeros meses de 2019. Y se acabó el lío…

Antes de empezar con el periodo de pruebas queda por un lado que se cree un ‘trust center’ (centro de confianza) con una empresa independiente que regulará en Europa los protocolos de comunicación entre marcas y talleres; y por otro que ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) elija la entidad que en España se encargará de acreditar que los talleres y sus empleados cumplen con los requisitos establecidos. No se sabe nada aún seguro, pero Applus parece postularse para poder serlo.