Información técnica

¿A qué se debe prestar atención?

Mahle da ‘un toque de atención’ sobre los turbos

Mahle comparte información técnica sobe los principales factores a tener en cuenta en torno al mantenimiento y reparación de los turbos

Mahle-turbos-información-técnicaConstructiva y funcionalmente, los turbocompresores Mahle se diseñan para que puedan soportar la vida útil del motor. Sin embargo, en la práctica, los componentes expuestos a sobresfuerzos en la zona de los gases de escape están sometidos a diversos factores de riesgo que pueden causar fallos, debido, por ejemplo, a la penetración de cuerpos extraños, aceite sucio, alimentación insuficiente de aceite o temperaturas excesivamente elevadas. Así pues, el cuidado y conocimientos de los técnicos instaladores son muy importantes.

Análisis de la avería para una reparación eficaz

Una de las condiciones indispensables para realizar con éxito una reparación en la que es necesario sustituir el turbocompresor es detectar y solucionar la causa de la avería. de lo contrario, existe el peligro de que el turbo nuevo vuelva a averiarse. Antes siquiera de plantearse cambiar el turbo hay que plantearse por qué se ha roto.

Una correcta limpieza garantiza el montaje

El elevado número de revoluciones que alcanzan las ruedas de las turbinas y de los compresores convierte a cualquier cuerpo extraño, por pequeño que sea, en un proyectil. En consecuencia, siempre que se realiza la instalación de un turbo nuevo es necesaria la sustitución, en todos los casos, del filtro de aire, puesto que la mayor parte de las averías que se producen en los turbos por entrada de objetos en la admisión suele deberse a prolongar los intervalos de mantenimiento o la utilización de filtros defectuosos y, sobre todo, de baja calidad.

Además, también es importante limpiar minuciosamente todo el sistema de aspiración de aire hacia y desde el intercooler, incluso sustituyéndolo en caso necesario, eliminar todos los cuerpos extraños del colector de escape y evitar la entrada en el sistema de tuercas, tornillos, trapos etc.

Lubricación: elemento vital para el turbo

Los turbos se lubrican y refrigeran mediante el aceite que suministra la misma bomba del motor. El aceite pasa a través del cuerpo central del turbo, engrasando todos los componentes del eje rotor y regresa al circuito a través del conducto de retorno. Para que el aceite pueda regresar sin impedimentos, todo el conducto de retorno y la conexión con el cárter deben montarse de forma correcta y sin pliegues, así como encontrarse limpios de deposiciones de suciedad en el interior que pudieran provocar una obstrucción. Si existe alguna anomalía en el retorno, se produce retención de aceite y sobrepresión en el cuerpo del turbo, provocando fugas por el compresor y por la rueda de la turbina, y el motor podría sufrir daños irreversibles.

En este sentido, también se deben revisar los elementos de protección anticalóricos que evitan la carbonización del aceite en el interior de los turbos que se alojan cerca de fuentes de calor, como el colector de escape. Es conveniente medir la presión del circuito de lubricación una vez realizado el montaje para comprobar que no existe una presión excesiva. Se puede realizar, por ejemplo, colocando un manómetro adecuado en la varilla de nivel de aceite.

desde Mahle se aconseja lubricar con una cantidad suficiente de aceite el interior del turbo nuevo justo antes de realizar la instalación, pues de esta forma se consigue evitar daños durante el arranque y el primer funcionamiento del nuevo turbo que podrían acortar sustancialmente su vida útil.

Turbo nuevo, aceite nuevo, filtros nuevos

Un turbo nuevo debe ser lubricado con aceite nuevo que debe cumplir todas las especificaciones de calidad y funcionamiento que exige el fabricante del vehículo. de esta forma se asegura que todos los cuerpos extraños que pudieran existir en el circuito de aceite usado habrán desaparecido y no se pueda dañar.

Por el mismo motivo, y al igual que ocurre con el sistema de aspiración de aire, es de vital importancia la sustitución del filtro de aceite con cada instalación de turbo. Solo así se puede garantizar el correcto filtrado del aceite, fundamental para el funcionamiento del turbo.

Varta

Comentar




Compartir en Facebook