Noticias

En el IAA de Frankfurt

Schaeffler presenta soluciones para vehículos de cero y bajas emisiones

Según Schaeffler sus tecnologías, listas para entrar en producción, no solo están dirigidas a la movilidad 100% eléctrica, también son capaces de reducir significativamente las emisiones de los motores de combustión interna.

schaeffler-iaa-frankfurtDesde Schaeffler aseguran contar con soluciones tecnológicas para dar respuesta al endurecimiento de la legislación de control de emisiones para mejorar la calidad del aire en las ciudades, y las presentan en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt, del 14 al 24 septiembre.

Según  los datos que maneja el fabricante, hacia 2030 hasta el 30 % de todos los vehículos recién fabricados podrían usar sistemas de tracción totalmente eléctricos, de acuerdo con un escenario propuesto recientemente. En dicho caso, solo el 30% estaría equipado exclusivamente con un motor de combustión interna, y el 40% restante tendría una transmisión híbrida. “Incluso en este escenario extremo, dos de cada tres vehículos nuevos todavía tendrían un motor de combustión interna a bordo”, según Peter Gutzmer, director tecnológico de Schaeffler. “Por lo tanto, tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para seguir reduciendo las emisiones de los motores de combustión interna”.

En esta línea, y aprovechando su presencia en eIAA de Frankfurt, Schaeffler destaca entre sus soluciones para vehículos de cero emisiones y bajas emisiones, el módulo de gestión térmica de segunda generación , “una solución inteligente”  para reducir las emisiones después de un arranque en frío. Porque, según Peter Pleus, director deneral de Automoción en Schaeffler, cuando el aceite del motor y el líquido de transmisión todavía están fríos al comienzo de un viaje, la fricción en estas unidades aumenta considerablemente, y, como resultado, también se incrementan el consumo de combustible así como las emisiones perjudiciales”, y el módulo de gestión térmica, ya en producción, ofrece una solución al controlar los circuitos de refrigeración del motor, la transmisión y unidades de accionamiento eléctrico adicionales y, si procede, los de la batería.

Pro-Service

Por otro lado, el fabricante destaca la solución para el ajuste electrohidraúlico de válvulas. Schaeffler afirma que gran parte de las emisiones totales se genera en las fases de aceleración. Los diseñadores de motores pueden contrarrestar esto de forma eficaz mediante el ajuste a corto plazo de los tiempos de apertura y cierre de las válvulas de admisión a través de las cuales el aire y el gas de salida recirculado fluyen en el cilindro. Para permitir un ajuste rápido incluso en modos de conducción dinámica, Schaeffler ha desarrollado un regulador eléctrico del árbol de levas y lo ha introducido con éxito en la producción en serie.

El fabricante también incide en que la electrificación de las plataformas convencionales ofrece un considerable potencial de mejora gracias al sistema de 48 voltios: una solución con un coste relativamente bajo. Según Schaeffler, en los vehículos de producción actuales, este sistema, en lugar de un generador de arranque, está conectado al cigüeñal del motor de combustión interna mediante una correa. Para generaciones futuras de vehículos, Schaeffler también ofrece la integración del motor eléctrico de 48 voltios en la unidad motor-transmisión y en el eje. Siempre y cuando se utilicen un motor eléctrico con la potencia de salida necesaria y una batería con capacidad suficiente, soluciones como esta incluso permiten la conducción activa en punto muerto o “sailing” a mayores velocidades, manteniendo el vehículo su velocidad a pesar de que el motor de combustión interna se apague. “Además de permitir lograr reducciones considerables en el consumo de combustible, la energía generada en las fases de desaceleración puede recuperarse de forma más efectiva”, añaden.

Pero no solo, Schaeffler también destaca el desarrollo del módulo híbrido de alto voltaje. Ya en 2010, el fabricante asegura haber suministrado los componentes principales para dicho sistema de propulsión. Ahora, está a punto de iniciarse la producción de la siguiente generación del módulo híbrido que permitirá transferir pares muy elevados de hasta 800 Nm. Según el fabricante, una bifurcación patentada del flujo de potencia en el módulo permite transferir dichos pares elevados, y además, el módulo híbrido puede combinarse con el convertidor en transmisiones automáticas, de modo que incluso los vehículos con una gran masa pueden arrancar con comodidad.

“En este momento, nadie puede predecir dentro de cuándo los vehículos eléctricos estarán ampliamente aceptados en el mercado”, afirma Gutzmer. “No obstante, está claro que toda la industria de la aumotoción está en marcha hacia la movilidad con cero emisiones. Nuestra intención es ayudar a esta tendencia con tecnologías listas para la producción”, concluye.

Varta

Comentar




Compartir en Facebook