Información técnica

Información técnica de averiasresueltas.com

Se aprecian tirones muy fuertes en el eje trasero de un Peugeot 508, ¿solución?

En el funcionamiento del vehículo se aprecian tirones muy fuertes en el eje trasero en las siguientes condiciones: en las fases de retención del motor, al iniciar la marcha desde parado, los modos de funcionamiento del vehículo en los que más se acusan los síntomas son los siguientes: el modo AUTO, el modo ZEV (impulsión eléctrica).
No hay códigos de avería en ninguna unidad de control. Averíasresultas.com ofrece la solución.

peugeot 508 sWEl vehículo diagnosticado es un Peugeot 508 SW RHH DW10CTED4. 

Los tirones en el funcionamiento del vehículo son causados por las repetidas conexiones y
desconexiones de la máquina eléctrica, las cuales se producen debido al excesivo resbalamiento del
reductor.
La causa de la anomalía es la avería interna del reductor del motor eléctrico trasero.

SOLUCIÓN:

Garret

El vehículo incorpora un sistema de propulsión híbrido, que incluye:
• Un motor térmico diésel que propulsa el eje delantero.
• Una máquina eléctrica de tracción y un reductor en el eje posterior.
• Una batería de tracción, situada en el eje posterior.
• Una unidad de control incluida en la batería de tracción.

La máquina eléctrica de tracción permite dos funciones:
• Propulsar el vehículo utilizando la energía de la batería de tracción.
• Recargar la batería de tracción durante las fases de deceleración.

El reductor está constituido por un diferencial y un acoplador con engranaje almenado dirigido eléctricamente, y tiene por función realizar las siguientes funciones:
• Adaptar la velocidad de rotación.
• Aumentar el par trasmitido a las ruedas.
• Desembragar/embragar el motor eléctrico de tracción de las ruedas traseras en la cadena de
tracción híbrida.
• Cuando el conjunto está engranado, el diferencial está unido a la máquina eléctrica
de tracción.
• El conjunto asegura la función deslizamiento en función de las condiciones de
funcionamiento del vehículo.

coche

Dada la sintomática, utilizar el terminal de diagnóstico compatible para comunicar con la unidad de control híbrida.
• Realizar una prueba dinámica en carretera, reproduciendo las condiciones de
funcionamiento en las que se manifiestan los fallos, en las que el acoplador del reductor
tiene que entrar en funcionamiento para embragar y desembragar el motor eléctrico de
tracción respecto de las ruedas traseras.
• Seleccionar los parámetros relacionados con la función de deslizamiento de la máquina
eléctrica de tracción y la activación de mando del reductor.

  • Se observa que, en unos instantes antes de registarse los síntomas, la diferencia de rpm entre la
    máquina de tracción y las ruedas comienza a aumentar.
  • A continuación, la unidad de control motor aumenta la activación dwell del acoplador hasta un 92
    %, tratando de reducir al mínimo el resbalamiento entre el giro de las ruedas y el motor eléctrico de
    tracción.
  • Para resolver la anomalía se hace necesario sustituir el reductor.

Comentar




Compartir en Facebook