“2021 no va a ser el año de la recuperación para los concesionarios”

Los indicadores son positivos al cierre del tercer trimestre, incluida la rentabilidad, pero la cifra de negocio está lejos de la de 2019, según datos de la consultora Snap-on Business Solutions.

Los concesionarios españoles no consiguen recuperar la cifra de negocio previa a la pandemia al cierre del tercer trimestre de 2021. La facturación ha aumentado un 12,27% respecto al mismo período de 2020 y también lo ha hecho la rentabilidad de Ventas (+7,18%) y Posventa (+0,53%), no obstante, hay que tener en cuenta que la comparación se hace frente a un ejercicio, el de 2020, en el que los confinamientos paralizaron la actividad. Aunque la rentabilidad aumenta hasta el 0,80%, lo hace por debajo del 1% que registró en el mismo período de 2019, el último ejercicio pre-COVID, según apuntan los datos de Snap-on Business Solutions.

Por departamentos, Ventas sigue siendo el que más aporta tanto a facturación como a resultados. En este sentido, cabe destacar que si bien las ventas de vehículos nuevos (VN) son las más valiosas (61% de aportación a facturación y 33% de aportación a resultados), los vehículos de ocasión (VO) cada vez ganan más protagonismo, un dato esperable, tal y como señala la consultora, teniendo en cuenta que la fabricación de coches nuevos se ha ralentizado debido a la escasez de semiconductores. Según las cifras de Snap-on, los VO ya suponen el 22% de la contribución a la facturación y el 17% del resultado.

Asimismo, la escasez de stock ha permitido a los concesionarios liberar carga financiera y por ello su liquidez ha seguido durante este 2021 una tendencia positiva. Sin embargo, es precisamente esa falta de stock lo que está impidiendo, según la consultora, que se realicen más ventas y se engrose la cifra de negocio. En otros casos, la entrega de los vehículos comprometidos con los clientes se está retrasando al año 2022.

En palabras de Tiago Bastos, General Manager en España, Portugal y LATAM de Snap-on Business Solutions, “los números nos muestran claramente que 2021 no va a ser el año de la recuperación para los concesionarios. Nada nos indica que el último trimestre del año vaya a ser diferente a lo vivido en los nueve primeros meses y, por lo tanto, tendremos que esperar a 2022 para volver a las cifras que teníamos en 2019, antes de la pandemia”.

Para Bastos, “aunque los números indican un aumento de facturación del concesionario del 12,27% de media, debemos tener en cuenta que el período de confinamiento del 2020 deja ese aumento en una mera anécdota. Si comparamos los números con 2019, estaremos, en la mayoría de los casos, ante reducciones de facturación de doble dígito”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorBoulbes y GT Radial acaban la temporada en lo alto del podio
Artículo siguienteSegorbe actúa contra el cáncer

¡Suscríbete a nuestro newsletter!