La subida del 4% en la factura de la luz afecta de lleno a los talleres

Por las exigencias propias del negocio, la electricidad supone un gasto muy importante en los talleres. El aumento del 4% en la factura de la luz comienza ya a impactar de lleno en los empresarios del sector. La patronal Cetraa muestra su preocupación.

Como ya es conocido, la factura de la luz ha subido en abril un 4%. En 2012 el PP puso en marcha un impuesto del 7% a la generación de la luz eléctrica. Al entrar en el Gobierno, la ejecutiva de Pedro Sánchez anunció su supresión. Después de mucha intrahistoria con esta medida, real decreto arriba, real decreto abajo, finalmente el Gobierno dijo que no podía mantener la prórroga de este impuesto y todo queda como estaba. Así, finalmente el impuesto de la luz ha subido el 4%.

En los talleres la factura media de la luz ronda los 300 o 400 euros mensuales, según las declaraciones de Cetraa que recoge autonomosyemprendedor.es. Por tanto, la subida del 4% en el impuesto de la luz podría perjudicarles con un aumento de 170 euros más al año.

“Aunque es una cifra muy orientativa”, señala Antonio Atiénzar, presidente de Apetreva y miembro del comité ejecutivo de Cetraa, ”los cambios estacionales influyen sobremanera y dependiendo del modelo de negocio y del tamaño del taller el consumo es mayor o menor”, Atiénzar asegura que “repercutirá en el consumidor, ya que el aumento de gasto influirá de forma directa en el precio hora/taller”.

No obstante, si se cumplen las previsiones de Iberdrola y Endesa, que indicaron que el precio de compra de la electricidad en el mercado mayorista aumentará en torno al 10%, pasando de 50 euros por megavatio hora a 55 euros, lo cual se traducirá en un incremento medio en la factura del 3,5%, el aumento podría ser mayor en los próximos meses. Así, en un corto plazo de tiempo los consumidores podrían pagar entre el 7% y 7,5% más de luz.

Según Autónomos y emprendedor.es, la  subida de la luz afecta a la parte variable de la factura que, en el caso de los autónomos y los pequeños negocios, representa entre el 60% y el 65% de la misma.  Ante la escasez de ayudas para paliar los efectos de estas alzas – “no tengo conocimiento de que existan a nivel nacional”, señala el presidente de Apetreva-, asociaciones y confederaciones sectoriales, asegura la fuente online, piden al futuro Gobierno que tome medidas. Una de estas es rebajar el IVA de la factura eléctrica al tipo súper reducido del 4%, lo que reportaría un ahorro medio de 130 euros cada año.

Además, Autónomos y emprendedor.es asegura que bien se estanque en el 4% o bien se incremente hasta el 7%, de lo que no hay dudas es que este bien de primera necesidad subirá mucho más de lo que viene subiendo el IPC, que cerró 2018 en el 1,2%, elevándose una décima en marzo hasta el 1,3%. Una escalada que según algunos analistas podría llegar al 1,8% a final de año por la factura eléctrica.