Averías más frecuentes en el sistema de frenado

En este artículo técnico, Road House explica cuáles son los problemas más comunes que aparecen al frenar el vehículo.

A nadie escapa que si un vehículo no frena correctamente se convierte en un problema en cuestiones de seguridad, tanto para los ocupantes de dicho vehículo como para el resto de usuarios de alrededor.

¿Cuáles son las averías más frecuentes en el sistema de frenado? En Road House km0 lo cuentan detalladamente.

En primer lugar se aconseja realizar una inspección previa en el sistema de frenado. El propio conductor puede transmitir sus sensaciones con la frenada.

A continuación se pone el coche en marcha para comprobar si hay fricciones o ruido al pisar el pedal, para ello habrá que accionar con suavidad el pedal del freno y volver a su sitio de manera rápida y sin ruidos. Después llega el momento de presionar el pedal con fuerza para ver si este se mueve de manera flexible pero firme y comprobar si existe escape de líquidos de freno. ¿Cómo? Pisando el pedal durante 15 segundos, observando que no se mueve. Más tarde, será el turno de comprobar latiguillos y tuberías, y por último, visualizar el desgaste de las pastillas de freno.

Según los especialistas en seguridad y frenado de Road House los problemas más frecuentes en el sistema de frenado pueden ser:

El pedal del freno hace más recorrido, está relacionado con el mal estado del sistema del líquido de frenos o con pastillas desgastadas.

El pedal del freno hace menos recorrido al tener algunas piezas dañadas.

Pedal esponjoso: puede deberse a diferentes causas como aire en el sistema hidráulico, líquido contaminado con agua, latiguillo debilitado, pinza gripada o el pistón del caliper agarrotado.

El pedal está muy duro y hay que pisar muy fuerte: en este caso el problema puede ser que las pastillas están impregnadas de grasa o líquido, el pistón está desgastado, haya una cantidad de líquido inadecuada, el cilindro está pegado, pedal atorado, las pastillas estén cristalizadas, los discos dañados o que el servofreno funcione mal.

-Pedal realiza una menor trayectoria: las causas serían que la goma del cilindro maestro está hinchada, o que el pistón del cilindro principal no vuelve a su lugar, los retractores están débiles o que el pistón del caliper está pegado.

Al frenar se bloque la rueda: en este caso se puede deber a que los rodamientos de la rueda estén sueltos, las gomas de los cilindros están hinchadas, que se agarroten los pistones en el cilindro, alguna conducción puede estar obstruida, pastilla de freno defectuosa o que el cable del freno de mano se encuentre enganchado.

Pérdida de eficacia en el frenado en caliente: también llamado fading y causado porque las pastillas son de baja calidad, la pastilla hace mal el contacto o el disco de freno es muy delgado.

El vehículo oscila hacia un lado porque las pastillas se hallan impregnadas de grasa o líquido, la presión de las ruedas no es la adecuada o tienen un desgaste desigual, que las pastillas estén cristalizadas, el cilindro de la rueda, bloqueado, los resortes de retorno estén sueltos o debilitados, una rueda se arrastra, la dirección tiene holguras, la tubería hidráulica puede estar tapada o doblada, o los discos o amortiguadores se hallan en mal estado.

Los frenos vibran al estar los discos alabeados o los rodamientos de las ruedas se encuentran gastados o sueltos.

Los frenos chirrían y hacen ruido.