Baterías eléctricas que se recargan con líquido… no con enchufe

imagegallery-49113-589c501e8665fLa compañía suiza Nanoflowcell, que lleva años trabajando en unas baterías para coches eléctricos que prometen ser bastante innovadoras, ha creado unas que no se recargan conectándolas a la red eléctrica, sino que se rellenan con líquido, como los vehículos de combustión.  Son las baterías de flujo.

Estas baterías fueron patentadas por la NASA en 1976. Nacieron con la finalidad de almacenar grandes cantidades de energía para los viajes espaciales. Cargar las baterías convencionales puede llevar mucho tiempo, y liberar toda su energía también. Con las baterías de flujo, el almacenamiento de energía se simplifica sobremanera.

En este tipo de baterías, los encargados del almacenamiento de energía son los líquidos iónicos, que son básicamente agua con sales metálicas. Nanoflowcell asegura que un kilogramo de su líquido es capaz de almacenar 20 veces más energía que un kilogramo de una batería de plomo y ácido, y cinco veces más que una de iones de litio. Si se comparan, un kilogramo de gasolina produce 400 veces más energía que las baterías de plomo y ácido, o 20 veces más que las baterías de la compañía suiza.

imagegallery-49113-589c501e4b6e2Los diferentes líquidos van almacenados en depósitos diferentes, de manera que no reaccionan entre sí. Hay dos depósitos: uno para el líquido cargado positivamente, otro para el líquido con carga negativa. Una membrana entre ellos permite el paso únicamente de los iones, que generan la energía que el coche necesita. El líquido usado y ya descargado se vuelve a almacenar, esta vez en estado gaseoso, probablemente para emplearlo como refrigerador de la batería auxiliar y los motores del vehículo.

La tecnología de Nanoflowcell hace que los líquidos interactúen a través de una película. En el proceso se genera energía eléctrica. Más adelante, ésta es suministrada a los cuatro motores (uno por rueda, pero todos ellos ubicados en el centro de la plataforma para facilitar la distribución de cargas), los supercondensadores y una batería auxiliar, que almacena la energía excedente que se genera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorSegún la OCU, los coches eléctricos tienen menor autonomía que la publicitada
Artículo siguienteMoog apoya al cliente

¡Suscríbete a nuestro newsletter!