Bosch, de viaje con sus clientes por el 90 aniversario del servofreno

Foto Grupo Boxberg KlassikLos pasados 23 y 25 de junio Bosch, con motivo del 90 aniversario del primer lanzamiento del servofreno, invitó a sus clientes de España y Portugal a Alemania.

El grupo tuvo la oportunidad de conocer de primera mano los principales aspectos de desarrollo y producción relacionados con el sistema de frenos. Vieron el nuevo laboratorio de pastillas donde se fabrican los prototipos previos a la comercialización, visitaron el centro de desarrollo de Abstatt y realizaron pruebas prácticas del Programa Electrónico de Estabilidad, ESP, en el circuito de pruebas que Bosch tiene en Boxberg.

Además, coincidiendo con la celebración de la última prueba del rally Bosch de coches clásicos, que concluyó en Boxberg, los invitados asistieron a la exhibición de los 23 coches que luego, tras configurarse los 23 equipos (incluyendo 2 de España y 1 de Portugal) participarían en las pruebas del Bosch Boxberg Klassik.

“Desde que en 1927 introdujéramos en el mercado en primer servofreno las innovaciones de Bosch relacionadas con el sistema de frenado aportan en todo el mundo mayor seguridad en la conducción, contribuyendo así al progreso técnico y a la mejora de la seguridad vial. La necesidad de hacer que el sistema sea cada vez más  eficaz nos ha llevado como  la compañía líder en componentes de automóvil a ofrecer a los automovilistas una frenada con la máxima seguridad y comodidad posibles”, concluyen desde Bosch.