Bosch lanza el primer sistema en incluir medición para sistemas de 48 voltios

El análisis de sistemas Bosch FSA 740 ha sido técnicamente mejorado, ahora con opción de medición para sistemas de 48 voltios y carro de transporte ergonómico.

Mediante el análisis de sistemas de la serie FSA 7, Bosch presenta un sistema de medición que incluye también tests rutinarios para sistemas de 48 voltios. De modo que, además de los componentes convencionales de los sistemas eléctricos de 12 voltios, los talleres también podrán probar los sistemas de 48 voltios y sus componentes.

Con este sistema de medición Bosch FSA serie 7, los talleres podrán realizar pruebas exhaustivas tanto en sistemas de 48 voltios como en sistemas convencionales de 12 voltios (con los que diversos componentes como los faros, la electrónica de confort o la gestión del motor siguen funcionando). De este modo, los dos dispositivos de medición están equipados con un sistema especial que reduce el voltaje de medición, adaptadores y abrazaderas de medición altamente aislados, así como sensores aislados.

Asimismo, tal y como aseguran desde la compañía, la serie FSA 7 cumple con el estándar técnico actual EN 61010 y permite trabajar de manera segura en sistemas eléctricos de 48 voltios. Las versiones anteriores se pueden poner al día a través de las actualizaciones de software, adaptadores y accesorios de medición correspondientes.

Nuevo carro de transporte

Paralelamente, el gigante alemán ha desarrollado un nuevo carro de transporte para los dispositivos de la serie FSA 7 para análisis de sistemas de vehículos, equipado con una pantalla de 24 pulgadas (más grande que la versión anterior de 19 pulgadas). Esta característica, según afirman, permite que sea fácil de leer incluso desde una distancia mayor.

Además, el ordenador -equipado con Windows 10 y memoria SSD- proporciona acceso inmediato para unas rutinas de prueba más rápidas y, a través de WLAN, se puede conectar a la red del taller e internet, y usarse para actualizaciones online.

Otra de las características que tiene el nuevo carro de transporte es que se puede integrar en la solución de conectividad Bosch Connected Repair, haciendo que todas las aplicaciones de Bosch utilizadas en un taller se puedan vincular entre sí. Para uso móvil, los módulos de medición para diagnósticos pueden conectarse a través de Bluetooth. A su vez, el nuevo carro también incluye una impresora láser color A4.

El FSA 740 también se puede actualizar mediante productos adicionales de Bosch: testers de diagnosis KTS o software de diagnosis ESI[tronic] (solución de software de diagnosis para el mantenimiento, diagnosis y reparación de vehículos) con diferentes paquetes de licencias adicionales en relación, por ejemplo, con el servicio y la hotline.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior“El equipo [ContiTech] es el artífice del éxito de estos años”
Artículo siguienteFARE pone su foco en los países bálticos

¡Suscríbete a nuestro newsletter!