Bosch ofrece el calentador perfecto para cada motor

La gama de calentadores de Bosch presenta una solución para cada modelo de vehículo: de cerámica o metal y con el elemento calefactor del diámetro adecuado. Se puede ver la variedad de su gama en los distintos modelos de calentadores. El Bosch Duraterm: el calentador de rápido precalentamiento, de larga post-incandescencia y con mayor vida útil gracias al tubo de incandescencia de NiCrFe (aleación de níquel cromo); El Duraterm High Speed: que destaca por sus arranques más rápidos en los nuevos motores diésel. Y el calentador DuraSpeed: con post-incandescencia regulada, específicamente para los “motores fríos” actuales y futuros.

Los calentadores facilitan el arranque de un motor diésel alcanzando las condiciones perfectas a temperaturas de hasta -28ºC, y cuentan con bobinas de calentamiento diseñadas para alcanzar más de 850°C en menos de 6 segundos.

Cumpliendo con las más altas exigencias los calentadores cuentan con un óptimo perfil de características: que combina a la perfección su voltaje operativo, la temperatura de precalentamiento máxima, el tiempo de calentamiento y un período de incandescencia residual para cubrir las necesidades de cualquier modelo de vehículo.