Bridgestone dona 20.500 euros para la investigación del cáncer infantil

Como parte de su estrategia de RSC ‘Our Way to Serve’, el fabricante de neumáticos contribuye con 20.500 euros a un proyecto de investigación de cáncer infantil de la AECC.

Tanto Bridgestone como First Stop están concienciados con el cáncer. Y es que ambas compañías han donado 20.500 euros a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), debido a los 2.500.000 kilómetros que sus empleados han recorrido a lo largo de este año a través de diferentes actividades deportivas. Desafío que se ha alcanzado antes de lo previsto (31 de diciembre) y que supera, según la empresa, la meta establecida el año pasado (1.000.000 kilómetros).

Durante un evento celebrado en las instalaciones de la AECC -que impulsa constantemente la investigación en cáncer- se llevó a cabo la entrega de los fondos recaudados que se destinarán a la financiación del proyecto ‘Neuroblastoma en un chip’ con el objetivo de investigar la resistencia a fármacos y el uso de nanopartículas terapeúticas. El neuroblastoma -el tumor sólido extra craneal más frecuente en la infancia- continúa siendo un desafío terapeútico, por lo que urge el desarrollo de un tratamiento eficaz para los pacientes. “Los resultados obtenidos de la investigación supondrán una mejor comprensión de la resistencia a tratamientos convencionales en neuroblastoma, lo cual posibilita el desarrollo de nuevas terapias más efectivas”, señala la Dra. Aránzazu Villasante, investigadora de la AECC.

Un reto para lograr una meta común

Este año, Bridgestone y First Stop propusieron a sus empleados aceptar el desafío de recorrer, entre todos, un total de 2.500.000 kilómetros. De este modo, por cada kilómetro cumplido, la compañía ha contribuido económicamente a la investigación contra el cáncer.

Todos los empleados del grupo se han involucrado -caminando, en bici, nadando, corriendo, usando las escaleras e incluso cuidando de sus jardines- con el fin de alcanzar una meta común: promover los valores olímpicos y fomentar, a la vez, un estilo de vida saludable. En la iniciativa participaron tanto las oficinas españolas de Bridgestone y First Stop, como las tres fábricas de Bridgestone en Basauri, Puente San Miguel y Burgos, sumando así kilómetros de más de 3.000 empleados.

Esta iniciativa de Bridgestone -que se puso en marcha por segunda vez en enero de 2019- se enmarca dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa ‘Our Way to Serve’ y está dirigida a sus empleados de la Región EMEA (Europa, Oriente Medio y África).

“Desde la AECC queremos agradecer a las empresas que como, Bridgestone y First Stop, colaboran con un doble objetivo, por un lado recaudar de fondos para la investigación y por otro en la concienciación de sus empleados en hábitos de vida saludables. Estamos convencidos de que sólo uniendo esfuerzos lograremos avanzar en esta lucha contra el cáncer, esencial para nuestra sociedad”, expresó el vicepresidente de la AECC de Madrid, Jaime Salaverri.

Asimismo, el acto contó con la presencia del vicepresidente y director general de Bridgestone para la Región Suroeste de Europa, José Enrique González y del director general de First Stop en España, José Manuel Ledo. Por un lado, José Enrique indicó que “esta acción, con la que se ha comprometido toda la organización, es un claro reflejo de que la misión de Bridgestone funciona. Nuestro fundador nos dejó el mandato de ‘Servir a la Sociedad con Calidad Superior’ a través no sólo de nuestros productos y soluciones, sino impactando en el bienestar de las personas”. Por otro lado, José Manuel agradeció la aportación individual de cada empleado y animó tanto a los presentes como al resto de empresas “a seguir colaborando desde nuestro lugar de trabajo con la asociación”.

Al acto también acudieron los empleados de Bridgestone que mayor número de kilómetros acumulados para poder cumplir el reto solidario, empleados voluntarios y un empleado que está superando un cáncer.