Cabify ofrece a los taxis integrarse en su plataforma

Como ya ha hecho en América Latina, Cabify brinda a los taxistas españoles la posibilidad de integrarse en su plataforma en plena huelga del taxi.

Fuente: Elpais.com

Cabify, empresa española de movilidad con operaciones en 12 países y más de 25 millones de descargas de su app, acaba de anunciar la oferta para que los taxistas españoles puedan operar en su aplicación en España a partir de este mismo año.

Opción que funciona desde finales de 2018 en veinte ciudades de Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Ecuador tras la adquisición de Easy Taxi, aplicación de búsqueda de Taxi, por parte de Cabify, y que ahora quieren exportar a España aún sin detallar cómo. “Esperamos traer esta experiencia a lo largo de este año y ya tenemos un equipo dedicado a plantear un primer piloto aquí. Es sin duda una oportunidad de llegar a nuevas ciudades y estimamos que podríamos duplicar nuestra actual cuota de mercado, que ronda el 10%”, explica Juan de Antonio, fundador de Cabify.

Una ‘alianza’ que llega el tercer día de huelga de taxistas en Madrid y el sexto en Barcelona contra las plataformas VTC como Cabify, acusándolas de competencias desleal, asegurando que “más de la mitad de los usuarios de Cabify en la América Latina están interesados en viajar también en taxi a través de la app”, lo que facilita la integración al aumentar la oferta de vehículos disponibles. “Nuestra batalla no es contra el taxi, sino con el vehículo particular. Nuestro objetivo es reducir la contaminación en las ciudades y debemos ser aliados. Con ello, esperamos enriquecer al sector en su conjunto y trabajar de la mano de distintos operadores, incluyendo al taxi, para que incorporen los beneficios que la tecnología nos ofrece a todos”.

Y en esta línea el fundador de Cabify ha asegurado estar introduciendo más opciones de movilidad en la plataforma como la oferta de motos y patinetes eléctricos de Movo, a la vez que se compromete a liderar la transformación de la industria hacia una movilidad más limpia con el objetivo de reducir un 75% sus emisiones por vehículo en España en 2022.