CAPA insiste en su ‘guerra’ abierta contra AUTEL

CAPA –Comisión Antipiratería del Automóvil- escribe un nuevo capítulo en la batalla abierta que desde el pasado año 2017 mantiene con Equipataller, la empresa que vende los equipos de diagnosis AUTEL en España y Portugal.

Rosendo Pous (AUTEL), a la izquierda; y Miguel Ángel Cuerno (CAPA)

Todo empezó en marzo de 2017. CAPA informaba en un comunicado de prensa emitido a los medios que había formulado una denuncia contra Equipataller por “la presencia  y venta del equipo MAXISYS de AUTEL en la feria (se referían a la edición de Motortec celebrada aquel año, del 15 al 18 de marzo en Madrid), que supuestamente no cumple con la legalidad en el acceso a la información técnica de algunas marcas” (puedes leer aquella noticia aquí).

Según afirmaba la comisión entonces, “junto con la denuncia, se entregó a la Policía la documentación pertinente procedente de los servicios de CAPA, que demostraron esta ilegalidad que altera gravemente la libre competencia entre todos los operadores del  sector”.

Lo que dice AUTEL: “Era mentira”

Dos años después, Rosendo Pous, gerente de Equipataller, ha respondido por primera vez en un medio de comunicación a aquella nota de prensa de CAPA. Lo ha hecho en la última edición del periódico La Comunidad del Taller (versión impresa de este medio digital), lanzada hace apenas una semana (puedes leer las declaraciones aquí).

Y lo que dice en la entrevista es que aquella denuncia de CAPA “simplemente era mentira”: “Fue muy desagradable. Se hizo para hacer daño. Y aunque luego fue casi una campaña de márketing que nosotros aprovechamos, porque quien no conocía AUTEL ya lo hizo cuando saltó la noticia, fue un asunto feo. Nosotros respondimos con el silencio, porque realmente no había nada que defender”.

Seguía con su explicación, asegurando que aquel procedimiento había quedado en nada: “Jamás llegó ninguna notificación ni por parte de la policía, ni del juzgado… Todo se quedó en una nota de prensa enviada antes de que tuviera lugar Motortec, lo cual dice mucho de cuáles eran las intenciones”.

La explicación más técnica era la siguiente: “Lo que se decía era que la información recogida en los servidores de AUTEL para realizar reprogramaciones en Mercedes, BMW y Mini había sido copiada. CAPA, en aquella nota de prensa, animaba además a las marcas perjudicadas, en este caso decían que BMW y Mercedes,  a que se sumaran a la causa. Nadie lo hizo. Hace no mucho tuvimos el ejemplo perfecto para demostrar que no hay nada detrás de aquella denuncia… Uno de nuestros distribuidores nos llamó para visitar a un cliente que había trabajado sobre un coche con la máquina original de BMW. Al parecer, se había quedado colgada una centralita CAS y no había manera de recuperarla con el equipo de la marca. Con la Maxysis de AUTEL logramos recuperarla. Si la información contenida en el servidor de AUTEL fuera copiada, nuestra máquina se hubiera quedado en el mismo punto que el equipo BMW. Pero no, fue más allá y pudo recuperar la unidad.  Es algo que ya nos ha pasado en varias ocasiones…”.

“De cara a la edición 2019 de la feria podemos esperar alguna cosa parecida…”, afirmaba: “Yo tengo claro que CAPA sirve para que empresas grandes puedan llevar a cabo acciones de este tipo sin que aparezca su nombre. A nosotros por ejemplo no nos dejan entrar en la comisión…”.

Y las predicciones de Pous se han hecho realidad. 

La última noticia…

Apenas una semana después de haber sido distribuidos varios miles de ejemplares del periódico en toda España (más los que se llevarán a Motortec la próxima semana y que serán repartidos durante los dos primeros días de feria), CAPA lanza a fecha 5 de marzo una nota de prensa respondiendo a las declaraciones de Rosendo Pous, calificándolas de “sorprendentes e infundadas”.

Lamentan, dicen, que se menosprecie el “excelente trabajo de la Comisión y de todos sus miembros que ha dado como resultado un mercado más limpio, más legal y de una leal competencia entre todos los operadores”.

Y reiteran el mensaje lanzado ya en 2017, asegurando que la causa iniciada contra AUTEL por CAPA sigue abierta: “La realidad es que AUTEL, tras la denuncia realizada en su momento por CAPA, ostenta el papel de investigada en una causa penal abierta por la comisión de un posible delito contra la Propiedad intelectual. El Juez que conoce del procedimiento instructor ha acordado la práctica de diligencias de investigación y decidirá, a la vista del resultado de las mismas, la posible adopción de diligencias adicionales para, en su caso, depurar eventuales responsabilidades penales”.

Ante estos últimos acontecimientos, no parece que los responsables de Equipataller vayan a dar la callada por respuesta. Y es que aseguran tener los argumentos necesarios para responder con rotundidad.

Seguiremos informando…