Causas de fallos en el sistema de desembrague hidráulico

ZF muestra tres causas por las que puede fallar este sistema.

La compañía alemana ZF analiza tres causas distintas de fallos en el sistema de desembrague hidráulico.

El circuito de accionamiento hidráulico del embrague en un turismo, es el sistema mediante el cual el usuario efectúa la maniobra de embragado y desembragado, las cuales permiten el cambio de marchas de la caja de cambios de una manera suave y progresiva. Este sistema en apariencia sencillo está compuesto de la siguiente manera:

 

 

 

 

 

Funcionamiento del sistema de desembrague hidráulico:

Si el pedal de embrague (1) no está accionado, el sistema de desembrague está conectado con el depósito de compensación (2): compensación de presión en el sistema de desembrague

Al accionar el pedal de embrague (1), el cilindro maestro (3) inyecta un volumen definido de líquido hidráulico en el cilindro (9) del CSC (4). El líquido hidráulico desplaza el cojinete de desembrague (5) del CSC (4) dentro del recorrido de desembrague constructivamente previsto (A), p. ej. 8 mm máx. (vehículos de turismo)

Si el recorrido de desembrague (A) está correcto, el extremo del tubo de guía, o sea, el extremo del cilindro hidráulico no se alcanza.

Al soltar el pedal de embrague (1), el cojinete de desembrague (5) vuelve a la posición de inicio debido a la fuerza de retroceso del muelle de diafragma (6): Compensación de presión en el sistema de desembrague.

Causas principales de fallo, ajenas a la fabricación del material:

1.- Exceso de recorrido:

Causas para el exceso del recorrido de desembrague determinado constructivamente (> A)

El volumen del líquido hidráulico inyectado en el CSC es demasiado grande o no hay una compensación completa de la presión en estado no accionado.

Posibles causas:

-Cable o tubo dañado (p. ej. doblado, hinchado).

-Orificio de compensación en el cilindro maestro temporalmente bloqueado debido a suciedad.

-Tubería hidráulica parcialmente bloqueada, p. ej. por una junta antigua residual en la pieza de Conexión.

-Ajuste incorrecto del sistema de pedal.

-Sistema hidráulico no purgado según las instrucciones del fabricante de vehículos, p. ej. Presión inicial con el equipo de purgar al pisar el pedal de embrague.

-La posición de partida del cojinete de desembrague (5) ya es incorrecta en estado no accionado

2.- Contaminación del Circuito Hidráulico:

Las causas más habituales para que se dé esta problemática son las siguientes:

-Limpieza del depósito de compensación con productos no prescritos por el fabricante o con base de aceite mineral.

-Caída accidental de líquido no adecuado dentro del circuito p. ej: se abren todos los tapones a la vez para realizar los diferentes niveles al vehículo.

 

 

 

 

-Como se puede apreciar en la imagen, cuando la goma tiene contacto con alguno de los elementos comentados, esta aumenta su tamaño de forma considerable, favoreciendo los pillajes y roturas del retén.

3.- Manipulación Incorrecta:

Si se acciona el mecanismo del CSC con la mano antes de que este, esté montado, se puede originar daños en los elementos de estanquidad como podemos ver en la imagen:

 

 

 

 

Conclusiones:

Los elementos para el sistema de accionamiento fabricados por Sachs cumplen con las especificaciones de durabilidad y calidad requeridas por cada fabricante siendo equipo original en muchos de los grandes constructores del sector de la automoción. Si bien el uso de estos elementos hace mucho más confortable el uso del embrague a la hora de manipularlo se deberá hacer con mayor minuciosidad y limpieza, ya que la obstrucción total o parcial de alguno de los chicles internos puede provocar falta de confort o la rotura prematura del sistema de accionamiento.