Causas del mal funcionamiento del sensor de presión y temperatura para gases de escape

Magneti Marelli explica qué puede provocar fallos en los sensores de presión y/o temperatura para gases de escape.

El sensor de presión de gases de escape o sensor de presión diferencial se encarga de medir la diferencia de presión que hay en los gases de escape, entre la entrada y la salida del filtro de partículas.

Otro elemento que pertenece al sistema anti-contaminación de los gases de escape es el sensor de temperatura de los mismos, encargado de determinar la temperatura de los gases de escape y suministra esta información a la ECU del motor con el fin de gestionar las condiciones óptimas de funcionamiento del motor y reducir las emisiones.

Las causas del mal funcionamiento del sensor de presión y/o temperatura pueden ser por:

– Roturas, poros o fisuras en los colectores de escape y/o tubos.

– Holguras y desgastes en conectores y anclajes.

– Daños en el elemento sensor que provocan lecturas erróneas.

– Perdidas de aire en las tuberías entre el filtro partículas y el sensor de presión.

– Holguras y desgastes entre el elemento sensor y tubos.

Además para el elemento sensor de temperatura se suma una causa más de mal funcionamiento y esta puede ser debida a altísimas temperaturas (superiores a 900°C) que pueden causar desviaciones de la resistencia del termistor y ocasionar fallos en el filtro de partículas.

Debe verificarse el cuerpo sensor, el conector y el cable asegurándose de su buen estado. También se debe comprobar si el cuerpo del sensor muestra holguras, golpes y/o grietas, síntomas que pueden denotar que el elemento sensor está dañado.

Hay que tener en cuenta que, como norma general, una inspección visual no es suficiente para poder asegurar el buen o mal funcionamiento del sensor, pero ayuda a realizar un primer diagnóstico. Por lo tanto se debe realizar siempre un análisis más profundo del problema con la máquina de diagnosis y comprobar los valores de presión que marca el sensor.

Las posibles consecuencias de un mal funcionamiento del sensor de presión y/o temperatura son:

– Regeneraciones innecesarias del filtro de partículas.

– Perdidas de potencia si el sensor no detecta el nivel de saturación del filtro.

– Testigo luminoso de filtro de partículas (o precalentamiento en algunos modelos) y parpadeo de la luz de precalentamiento.

– Reducción de la vida útil del filtro de partículas debido a regeneraciones innecesarias.

– Incremento en el consumo de aceite.

– Incremento de los niveles de contaminación.

– Contaminación del aceite.

Como se puede comprobar, el funcionamiento tanto del sensor de presión diferencial de gas de escape como del sensor de temperatura está directamente relacionado con el filtro de partículas. Éste se encarga de reducir las emisiones de partículas de hollín presentes en los gases que genera la combustión del gasóleo y que son muy perjudiciales para la salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here