Causas y efectos de la insuficiencia de aceite en los turbos

Melett analiza cuáles son las causas y las consecuencias de esta anomalía que puede provocar fallos en el turbo.

Fuente: actualidadmotor.com

El fabricante británico de turbos y piezas para la reparación de turbos, Melett, explica los efectos de la insuficiencia de aceite, una de las causas principales de los fallos del turbo y consejos de cómo prevenir futuras averías por este motivo.

Los turbos están fabricados con una tolerancia y precisión de 4 micras, girando a más de 360.000rpm. Si hay falta de aceite dentro del turbo, las consecuencias pueden ser severas:

-Si el nivel de aceite es bajo, el turbo falla.

-Si utiliza la graduación de aceite incorrecta, el turbo falla.

-Si el aceite se contamina, el turbo falla.

A continuación, destacamos las causas y los signos de inanición de aceite para ayudarle a identificar y evitar que vuelva a ocurrir al llevar a cabo una reparación. Si no se identifica la causa original del fallo, es muy probable que el mismo tipo de fallo vuelva a ocurrir en el turbo reparado.

Una falta de lubricación puede producir grandes daños en el sistema de cojinetes a los pocos segundos después de poner en funcionamiento el turbo.

Señales de falta de lubricación/inanición de aceite

-La transferencia de material (causado por las altas temperaturas debido a la fricción de los cojinetes) a otras piezas de empuje y el diámetro de los cojinetes de ejes y turbinas.

-Decoloración de las piezas de empuje y el diámetro de los cojinetes de ejes y turbinas.

-Desgaste excesivo en las piezas de empuje del cojinete de empuje.

-Desgaste excesivo de los cojinetes.

Causas de la falta de lubricación o insuficiencia de aceite

-Mantenimiento inadecuado de los filtros de aceite.

-Cantidad insuficiente de aceite en el cárter.

-El uso de una junta de entrada de aceite inadecuada puede llevar a una restricción en el abastecimiento de aceite.

-Acumulación (coquización)/depósitos de carbonilla en la manguera de alimentación del aceite.

-Uso de silicona en el cárter que causa obstrucciones.

-Acumulación de residuos o coque en los cuerpos centrales al apagar el motor en caliente de forma repetida.

-El uso de filtros de aceite de baja calidad, dañados o bloqueados.

-Insuficiente alimentación del turbo con aceite antes del funcionamiento inicial.

-Motor parado durante largos periodos, especialmente en climas fríos.

-Mangueras de alimentación de aceite con retorcimientos o pliegues.

-Desgaste del motor.

Prevención de los fallos del motor causados por la falta de lubricación/inanición de aceite

-El suministro de aceite al turbo es fundamental, asegúrese siempre de que las presiones de aceite son correctas.

-Evite el uso de silicona en los cárteres, ya que se pueden desprender con facilidad y bloquear los conductos de aceite.

-Limpie o sustituya las mangueras de entrada de aceite para eliminar los depósitos de carbonilla o residuos que puedan restringir el flujo de aceite hacia el sistema de cojinetes.

-Utilice aceite y filtros de aceite nuevos (los recomendados por el fabricante del motor) al instalar un turbo reparado.