Unos 240.000 vehículos circularán con los neumáticos en mal estado en verano

Adine -asociación nacional de distribuidores e importadores de neumáticos- estima que 240.000 vehículos se desplacen por las carreteras españolas durante sus vacaciones con los neumáticos en mal estado, con el riesgo que implica para la seguridad vial…

Con motivo de la primera fase de la operación salida, que comenzó el pasado 2 de julio, la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que se produzcan cerca de 4,4 millones de desplazamientos de vehículos, mientras que a lo largo de todo el mes de julio, el número de movimientos previstos es de 43,3 millones. Un verano, según Adine, “más cercano a la normalidad que la del año pasado” donde, en plena pandemia, se produjeron unos 37 millones.

Dado que, según los últimos estudios, 1’5 millones de vehículos circulan con los neumáticos en mal estado, Adine prevé que 240.000 vehículos se desplazarán por nuestras carreteras durante sus vacaciones descuidando el estado de sus neumáticos, “poniendo en serio peligro su seguridad y la de los demás”, afirman.

En este sentido, la asociación ofrece algunas recomendaciones antes de iniciar el viaje:

  • Comprobar que la presión de los neumáticos sea la correcta, que es la indicada por el fabricante del vehículo y cuando los neumáticos se encuentren fríos.

Es importante tener en cuenta que, si el vehículo circula cargado de equipaje, es aconsejable aumentar la presión según fije el fabricante.

  • Revisar que el dibujo del neumático tenga una profundidad superior a 1,6 mm (límite legal establecido), siendo aconsejable sustituir los neumáticos cuando la profundidad del dibujo sea inferior a 3 mm.

Cabe recordar que por debajo del límite legal conlleva una sanción de 200 euros, e incluso la inmovilización del vehículo si se comprueba que el desgaste del neumático es grave.

  • Sustituir aquellos neumáticos que presenten cortes, deformaciones, daños u otros signos de desgaste
  • No se debe olvidar también revisar la presión de la rueda de repuesto que debe estar en perfectas condiciones.

Adine quiere aprovechar la operación salida de verano para concienciar sobre el grado de peligrosidad que supone circular con unos neumáticos en mal estado, dado que disminuye su adherencia, aumenta la distancia de frenado, además de incrementar la resistencia a la rodadura y aumentar el consumo de combustible y emisiones de CO2.

Igualmente, aconseja acudir a un taller especializado para que realice un adecuado mantenimiento de los neumáticos y garantizar una circulación segura.

Por último, para intentar paliar que los conductores circulen con sus neumáticos en mal estado, Adine ha propuesto recientemente a la administración la puesta en marcha de un Plan Renove de Neumáticos que ayude a incentivar a los usuarios a la adquisición de neumáticos más seguros y eficientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior¿Por qué escoger AISIN?
Artículo siguienteEspaña, ¿referente de la movilidad basada en hidrógeno?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!