CES 2020 recibió a 170.000 visitantes

La última edición de CES, la feria de electrónica internacional, se celebró del 7 al 10 de enero de 2020 en Las Vegas (Nevada). El salón cerró sus puertas y acogió a 170.000 visitantes procedentes de todo el mundo.

Si bien CES Las Vegas no es un salón de automoción, se encuentra muy vinculado a esta debido al protagonismo que ha cobrado la electrónica en este ámbito durante los últimos años. Sirvan como ejemplo los sistemas de inteligencia artificial, el 5G, la movilidad del futuro, los asistentes de voz al estilo Alexa o Siri, la seguridad cibernética en los coches hiperconectados o los eléctricos. Todos ellos, precisamente, tuvieron un papel protagonista en la edición de este año, una edición que por cierto contó con 880.000 metros cuadrados de exhibición y 4.400 y empresas expositoras, según las cifras oficiales.

Bosch acude pisando fuerte

En el caso concreto de Bosch, acudió al CES para mostrar un sensor de lídar, o lo que es lo mismo, un sensor de largo alcance capaz de determinar una distancia concreta mediante láser. Según asegura el gigante alemán, este sistema ya esta listo para producirse. Dicen que acelerará el lanzamiento de los coches autónomos (el lídar es un sistema necesario y obligatorio en los coches autónomos) y que actúa como un enorme ojo, emitiendo pulsos láser y capturando luz dispersa, consiguiendo de esta manera averiguar con precisión a qué distancia están los obstáculos del entorno en función del tiempo que tarda esa luz en recuperarse.

Las novedades

En el caso concreto de Audi, presentó su concepto AI:ME, un coche que nace con el propósito de ser la alternativa perfecta para la movilidad en las ciudades gracias a tres cualidades fundamentales: ser autónomo, eléctrico y compacto.

Toyota, por su parte, presentó una ciudad del futuro en la que el hidrógeno es la única fuente de energía y Mercedes mostró su Vision AVT, un vehículo que encarna la visión de los diseñadores, ingenieros e investigadores de tendencias de Mercedes-Benz para la movilidad en un futuro lejano”, en palabras de la firma.

Sony sin embargo mostró su prototipo de automóvil Vision S, un vehículo eléctrico que incorpora tecnologías de imagen y detección, así como un software integrado y regulado mediante inteligencia artificial (AI), además de telecomunicaciones y tecnologías en la nube, con el fin de actualizar y evolucionar continuamente sus funciones.

Las pantallas tendrán un papel importante

La firma de eléctricos Byton quiso dejar claro que las pantallas y la conectividad tendrán un papel importante en la industria del automóvil y por eso presentó el M-Byte, un SUV (Sport Utility Vehicle o, traducido al español, Vehículo Utilitario Deportivo) de grandes dimensiones repleto de lujo, tecnología y, por supuesto, de pantallas…