Más de 11.000 talleres podrían cerrar sus puertas…

Si continúan aumentando las restricciones sanitarias a causa de la pandemia, los autónomos del sector de la reparación llegarán a una situación límite: "Más de un 25% de estos profesionales autónomos se verán obligados a cerrar sus negocios sin posibilidad de volver a abrir”, explica el miembro de la junta directiva de Ganvam, José Manuel Rodríguez-Carretero.

Más de 11.000 talleres en España podrían cerrar sus puertas para siempre en caso de que continuase el aumento de restricciones de movilidad a causa de la pandemia, e incluso se produjera un nuevo confinamiento. “En caso de volver a un estado de alarma, más de un 25% de estos profesionales autónomos se verán obligados a cerrar sus negocios sin posibilidad de volver a abrir”, ha declarado el miembro de la junta directiva de Ganvam, José Manuel Rodríguez-Carretero, al medio digital Autónomos y Emprendedores.

Si bien, pese a esta dura previsión, “por el momento ha habido pocos cierres porque los autónomos han conseguido, con mucho esfuerzo, salir adelante y superar el primer confinamiento. Lo han hecho trabajando con los vehículos que tenían en cola y gracias a la recuperación y la subida en su facturación durante los meses de junio y julio, que les ha permitido remontar en cierta medida su actividad”, según el portavoz de Ganvam (asociación nacional de vendedores de vehículos a motor).

Sin embargo, desde las diversas asociaciones del sector advierten de que “si la situación permanece como hasta ahora, muchos talleres no sobrevivirán más allá del mes de noviembre”. Ante este panorama, la patronal ha solicitado al Gobierno que, en caso de continuar aumentando las limitaciones a la movilidad y de considerar al sector de la reparación como servicio esencial, no restrinjan los desplazamientos de los ciudadanos hacia los talleres, porque “ya hay muchísima gente que no acude a nuestros negocios por miedo o incertidumbre ante la situación, por lo que si siguen endureciendo las medidas y la movilidad mientras nos obligan a permanecer abiertos, nos quedaremos a cero antes de que acabe el año”, han señalado desde Ganvam.

En este sentido, según ha explicado Rodríguez-Carretero, el impacto de la pandemia en la economía de los negocios de reparación “tendrá mucho que ver con la situación en la que se encuentren otros sectores”, estimando que se registren “caídas de hasta un 20% en su facturación a final de año”.

Riesgo de que los ERTEs se conviertan en EREs…

Según los últimos datos sobre los ERTE solicitados en el sector de la reparación de vehículos, de los cerca de 45.000 talleres registrados en España -propiedad en su mayoría de trabajadores por cuenta propia que emplean a más de 150.000 personas-, el 50% de ellos no ha afectado a sus trabajadores bajo esta modalidad, pese a las duras consecuencias que ha tenido la pandemia en estos negocios.

“Esta cifra se debe a que en gran parte de los talleres trabaja el propio autónomo o, como mucho, tienen un socio y un trabajador por cuenta ajena”, ha asegurado Nuria Álvarez, directora de comunicación de la patronal Conepa, haciendo hincapié en el “esfuerzo” que han realizado estos autónomos, los cuales han mantenido sus negocios aun cuando la facturación ha caído más de un 95%.

Si bien, el portavoz de Ganvam afirma que estas cifras podrían variar drásticamente con la introducción de nuevas restricciones en los diversos territorios del país: “En el mes de octubre se ha experimentado una caída generalizada en todo el sector. Algo que empeorará a medida que vayan pasando los meses y estos autónomos ya no puedan aguantar más económicamente. Los ERTES corren el riesgo de convertirse en EREs”, ha alertado José Manuel Rodríguez-Carretero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorVentajas e inconvenientes de los coches de hidrógeno
Artículo siguiente¿Cómo solucionar la salida del hilo de refuerzo en una correa Poly-V?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!