El coronavirus ‘fabrica’ un parque positivo para el taller independiente

Según el informe de la consultora IHS -presentado por el grupo internacional AD International, AD Parts en España-, los efectos de la primera ola del coronavirus sobre las matriculaciones generarán un efecto positivo para los intereses de la posventa independiente. Y es que prevén un incremento significativo del parque de entre 3 y 10 años, aquel en el que el peso del canal IAM es significativamente mayor al de la posventa marquista.

La conclusión que AD International saca después de la primera ola del coronavirus es contundente: la caída de matriculaciones registrada en 2020 dará lugar, por la propia estructura del parque, a “muchas oportunidades en la región -refiriéndose a Europa-“. “Pero”, siempre hay un ‘pero’…: “Durante los próximos años -hasta 2024- será vital contar con la estrategia adecuada para el país adecuado”. 

Es el análisis con el que cierran el primer artículo con el que el grupo internacional de distribución abre su ‘newsletter’ de octubre.

Y es que, según el análisis de la consultora IHS Market, presentado el pasado 9 de septiembre en un encuentro online al que fueron invitados por parte de ADI 150 profesionales del sector, la evolución de los ‘vehículos en funcionamiento’ en Europa durante los próximos cuatro años mostrará un cambio positivo en el tramo de antigüedad ‘óptimo’ para el mercado de recambios: aquel en el que dejan de estar cubiertos por la garantía y la cuota IAM gana peso.

En 2024, el número de vehículos de entre tres y diez años (el punto ‘óptimo’ para la posventa, según ADI) pasará de 124 a 131 millones. Un crecimiento que en Europa Occidental hará incrementar este parque de los 90 millones de vehículos actuales a los 99 en 2024. Subida que también experimentará la parte más antigua del parque, aquella con más de catorce años, que pasará de los 140 millones actuales a los 164 en 2024. Por su lado, aquellos que “por norma general tienen garantía”, de cero a tres años, se mantendrán en un nivel plano en torno a los 58 millones.

Este, oeste y centro

El análisis de la consultora pone el foco sobre cada una de las regiones europeas. En Europa Occidental, los vehículos nuevos (0 a 3 años) descenderán su peso en el parque un 5%, mientras que los de 3 a 7 años crecerán un 7% y los de 7 a 10 lo harán en un 13% -+20% en la parte ‘óptima’ para la posventa-. Los de entre 10 y 14 descenderán un 17% y los de más de 14 incrementarán su presencia en un 15%.

En Europa Central, crecerán todos los segmentos de hasta 10 años: un 7% los nuevos, un 43% los de entre 3 y 7 años y un 36% los de entre 7 y 10. Descenderá un 28% los de entre 10 y 14, creciendo los de más de 14 un 21%.

Por último, en Europa del Este caen los vehículos más interesantes para el canal IAM -un 19% los de entre 3 y 7 años; y un 29% los de entre 7 y 10-, mientras crece la presencia de los vehículos más nuevos, un 23% hasta 2024. Los coches más antiguos crecerán tanto en el tramo de entre 10 y 14 años -un 15%- como en el de más de 14 -un 18%-. Un comportamiento del parque diferente en este caso al resto de Europa, para el que ADI invita a plantear estrategias y productos especialmente enfocados en captar el negocio en aquellos vehículos más antiguos, que son los que crecen significativamente en detrimento de los de entre 3 y 10 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorLa unidad de control electrónica del airbag, fundamental para la seguridad
Artículo siguienteLiqui Moly volverá a patrocinar el Campeonato Mundial de Balonmano

¡Suscríbete a nuestro newsletter!