¿Cómo reprogramar la batería en el sistema de gestión de la energía?

Al cambiar una batería, es necesario reprogramarla en el sistema de gestión de la energía del vehículo. ¿Por qué esto es importante? Varta explica las razones.

Si llega el momento de sustituir una batería, es necesario reprogramarla en el sistema de gestión de la energía del vehículo. ¿Por qué esto es importante? Una batería vieja y gastada tiene un comportamiento diferente al de una nueva y sin usar en lo que se refiere a la capacidad disponible, la producción de energía y la aceptación de la carga. El sistema de gestión de la batería (BMS), junto con el sensor electrónico de la batería (EBS), controla la batería a lo largo de toda su vida útil. Por ejemplo, detecta el número de arranques y el flujo de energía (rendimiento en Ah), supervisa el estado de carga, controla la carga y adapta la gestión de la energía de la batería a lo largo del tiempo en función de su estado en cada momento.

Si la reprogramación no se realiza correctamente, puede provocar la restricción o incluso el fallo de la función «Start-Stop», lo que a su vez puede aumentar el consumo de combustible y limitar el uso de las funciones de confort.

Diferentes formas de codificar una batería

Hoy en día los fabricantes de automóviles siguen diferentes estrategias para reprogramar las nuevas baterías en el BMS de sus vehículos.

AUTOAPRENDIZAJE. El primer grupo está formado por los sistemas de autoaprendizaje. En este caso, el BMS se entrega solo con una o unas pocas opciones de baterías preprogramadas por cada vehículo, que el BMS utiliza a continuación como referencia. Después de sustituir la batería, el BMS compara el rendimiento real de la nueva batería a lo largo del tiempo con las referencias de la batería almacenadas en la memoria del BMS y aprende cuál de las referencias almacenadas se ajusta al rendimiento real medido. Entre los fabricantes que siguen esta estrategia, cabe citar Abarth, Alfa Romeo, Chevrolet (Daewoo), Citroën, Dacia, Fiat, Honda, Lancia, Mercedes, Mitsubishi, Peugeot, Renault, Subaru, Suzuki, Toyota y Volvo.

REGISTRO CON LA HERRAMIENTA DE DIAGNÓSTICO. Un segundo grupo de fabricantes de automóviles necesitan un registro activo de la nueva batería de reemplazo en el BMS de los vehículos y, con ello, el uso de un dispositivo de diagnóstico para la reprogramación. Como ejemplos cabe citar, entre otros Alpina, Audi, BMW, Jaguar, Jeep, Land Rover, Mazda, Mini, Seat, Skoda y Volkswagen. Y, dentro de este grupo, algunos fabricantes de vehículos, como el grupo VAG o BMW, exigen un código para registrar la nueva batería durante la sustitución. Los códigos no son sólo específicos de los primeros equipos, sino también específicos de la batería.

El código BEM específico de VAG es básicamente un código de dos líneas. La primera línea contiene el número de referencia del repuesto del equipo original. Este número es distinto para los canales de proveedores de equipos originales (OES, como puede ser 000915105DG) y de fabricantes de equipos originales (OEM, como puede ser 4F0915105E), pero está limitado a la cantidad de tipos de batería que utiliza VAG. La segunda línea muestra el código del fabricante de la batería y la fecha de fabricación de esta y, además, contiene una parte que hace que este código sea específico.

 

 

 

 

 

 

 

NOTA: el código QR impreso en las baterías VARTA AGM y EFB se utiliza únicamente para fines internos. No contiene la misma información que un código BEM de primer equipo y, por lo tanto, no puede utilizarse como sustituto del código BEM del equipo original para registrar nuevas baterías en vehículos VAG.

Dependiendo de las herramientas de diagnóstico IAM, algunos solicitan el código BEM para la sustitución de la batería. En este caso, VAG tiene que insertar las dos líneas del código BEM de la nueva batería.

Otras herramientas de diagnóstico crean la información específica de la batería que se necesita a través de opciones desplegables. No es necesario introducir el código BEM. Sólo es preciso seleccionar la capacidad, el fabricante y la tecnología. El número de serie solicitado es solo a efectos de trazabilidad. Puede aplicarse cualquier número de 10 dígitos.

El siguiente ejemplo muestra una codificación de la batería en un Škoda KODIAQ 1.5 TSI utilizando un dispositivo de diagnóstico BOSCH KTS. Tras seleccionar el vehículo, es preciso elegir la opción de menú correspondiente a la sustitución de la batería y utilizar el parámetro adecuado del menú desplegable.

Al llevar a cabo este proceso, el contador controlado de uso de la batería incorporado en el BMS se restablece a cero. En cuanto a la capacidad y la tecnología de las baterías, recomendamos siempre una sustitución «igual» o «mejor». No utilice nunca una batería de recambio con prestaciones inferiores a la de origen.

Si utiliza el VCDS para la sustitución de la batería en vehículos VAG o en vehículos que utilizan la tecnología VW, existe un procedimiento ligeramente diferente en función de si el vehículo está equipado con la unidad de control 61. En este caso, es preciso seleccionar la unidad de control «61 battery control» y, después, la opción de menú correcta. Aquí puede introducir el número de referencia del repuesto que se necesita del equipo original, así como un número de serie de 10 dígitos. Como recomendamos la sustitución «de igual a igual», puede quedarse con el número de referencia del repuesto del equipo original si sustituye la batería original por la misma tecnología y rendimiento. Una ligera diferencia en la clasificación nominal no supone un problema. Si sustituye «mejor por igual», tome el número de referencia del repuesto del equipo original correspondiente a la nueva batería elegida. Para el número de serie solicitado, es posible aplicar cualquier número de 10 dígitos.

Como alternativa, también es posible reprogramar la nueva batería en el BMS del vehículo seleccionando manualmente los parámetros de la batería.

El siguiente ejemplo muestra este enfoque de codificación de la batería en un Škoda KODIAQ 1.5 TSI utilizando un dispositivo de diagnóstico VCDS.

Al ajustar uno de los cuatro valores de la batería (capacidad, tecnología, fabricante, número de serie), el contador controlado de uso de la batería incorporado en el BMS se restablece a cero. A continuación, el número de serie siempre tiene que cambiarse para referirse a la nueva batería, aunque más tarde también es posible volver a cambiar el número de serie al original. Así, al final, la nueva batería se programa en el BMS, pero se mantiene el número de serie original.

ENFOQUE COMBINADO. Y hay un tercer grupo de fabricantes que siguen ambas estrategias en función del modelo concreto de que se trate. Entre los fabricantes cabe citar Ford, Hyundai, Kia, Lexus, Nissan, Opel, Porsche, Smart y Vauxhall.

Codificación de la batería sin una herramienta

Como caso especial, cabe mencionar a Ford, que ofrece para algunos modelos un restablecimiento de la batería en el BMS que no necesita obligatoriamente un dispositivo de diagnóstico, pues esta operación puede llevarse a cabo manualmente mediante una determinada combinación de botones y conmutadores del salpicadero específicos del vehículo.

Vehículo con luz antiniebla trasera:

Los pasos deben realizarse en 10 segundos.

-Conecte el encendido.

-Pulse 5 veces el botón de la luz antiniebla trasera.

-A continuación, pulse el interruptor de las luces intermitentes de advertencia 3 veces

Si la luz roja del indicador de carga de la batería del panel de instrumentos parpadea 3 veces en el plazo de 15 segundos, significa que el reinicio se ha realizado con éxito.

Vehículo sin luz antiniebla trasera:

Los pasos deben realizarse en 10 segundos.

-Conecte el encendido.

-Pulse 5 veces el intermitente de los faros.

-A continuación, pise a fondo el pedal del freno 3 veces.

Si la luz roja del indicador de carga de la batería del panel de instrumentos parpadea 3 veces en el plazo de 15 segundos, significa que el reinicio se ha realizado con éxito.

Este procedimiento restablece el recuento de días de uso de la batería. A continuación, se realiza una calibración precisa del BMS cuando el vehículo está cerrado durante al menos 3 horas.

Conclusión

Aunque, en todos los vehículos modernos con BMS, es necesario sustituir la batería, el tema en sí no es tan complicado como pueda parecer a primera vista. De hecho, muchas marcas de automóviles ni siquiera necesitan una recodificación activa, pues el sistema reconoce automáticamente la nueva batería. Y, aunque otros fabricantes de automóviles sí necesitan una herramienta para realizar esta tarea, gracias a los sofisticados dispositivos disponibles en el mercado de posventa independiente, es muy fácil llevarla a cabo.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorMotortec Madrid acogerá los premios Compromiso con la Posventa
Artículo siguienteCualidades de liderazgo que debería tener un gerente de taller

¡Suscríbete a nuestro newsletter!