Cómo afecta el desgaste de la cadena de distribución al rendimiento del motor

En este artículo técnico, febi bilstein analiza el desgaste de la cadena de distribución y su impacto en el rendimiento del motor.

Los motores de funcionamiento rápido que se instalan en automóviles de pasajeros y vehículos comerciales ligeros utilizan comúnmente una cadena de distribución de metal, que se encuentra dentro del motor y lubricada por el aceite del motor, conectando el cigüeñal al árbol de levas. Esto a su vez controla la apertura y el cierre de las válvulas de admisión y escape. Durante largos periodos de uso continuado la cadena de transmisión se dilata gradualmente.

Esto eventualmente puede conducir a problemas de sincronización del árbol de levas y cigüeñal, irrumpiendo en el control preciso de la sincronización de las válvulas de admisión y escape, lo que conduce a la ineficiencia del motor y al aumento de los niveles de emisiones, llevando así a un fallo del sistema.

El alargamiento de la cadena de transmisión puede ocurrir en muchas partes del sistema.

El desgaste de la cadena ocurre principalmente en los pasadores y en los casquillos.

Ruedas dentadas: en el área de contacto con la cadena, desgaste en los dientes de la rueda dentada.

Tensor: se debilita con el tiempo, control de tensión incorrecto.

Tensor y rieles guía: se desgastan como se desgastan otros componentes produciendo cortes en la superficie guía.

A medida que la cadena de distribución se desgasta, se desarrolla una holgura entre las superficies que están en contacto inmediato, esta holgura hace que la cadena se alargue y cambie su inclinación a través del desplazamiento relativo entre los eslabones. Esto se detecta en los rodillos y soportes de la cadena, en los pasadores de horquilla y los eslabones, este desgaste puntualmente puede debilitar el sistema y provocar fallos en la cadena de transmisión.

A medida que los motores de los vehículos evolucionan por medio de una reducción de peso y dimensiones, mientras que aumenta su potencia, los componentes relacionados están sometidos a mayores esfuerzos, esto se da particularmente en motores diésel de alta potencia y de bajo consumo, así como los de gasolina de inyección directa. Junto con otras tecnologías de reducción de emisiones, como la tecnología Start-Stop y los vehículos híbridos, existe la necesidad de minimizar el desgaste de la cadena de distribución a medida que la legislación sobre emisiones de vehículos continúa endureciéndose.

La tensión rotacional constante en la cadena y las ruedas dentadas junto con las fuerzas dinámicas dentro del motor de combustión interna contribuyen al desgaste, también la degradación del aceite juega un factor importante. El desgaste de la cadena de transmisión puede acelerarse por varios factores, incluido el movimiento giratorio repetido de los eslabones accionados o los casquillos impulsados contra los pasadores del conector estacionario, junto con la presencia de cantidades excesivas de hollín y ácido en el aceite así como la relación con otros componentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here