Cómo cambiar los discos y las pastillas de freno traseros en un Hyundai

Bilstein Group explica paso a paso cómo se realiza esta operación en un Hyundai i40.

Bilstein Group, a través de la marca Blue Print, te enseña cómo cambiar las pastillas y los discos de freno traseros en un Hyundai i40.

El modelo i40 utiliza un sistema de freno de estacionamiento electromecánico similar al de otros fabricantes como Volkswagen, Renault, Volvo, Ford y BMW. A continuación, se muestra el procedimiento para realizar el cambio de pastillas y discos de freno traseros:

1) Compruebe el estado del sistema de frenos en lo que respecta al nivel y al estado del líquido, las fugas y el funcionamiento de los frenos de estacionamiento y de pie.
Nota: Se recomienda conectar una unidad de soporte de batería ya que los motores del freno de estacionamiento consumen mucha corriente (aproximadamente 14-20 amperios) cuando están en uso.
Con el contacto en marcha, conecte una herramienta de diagnóstico en la toma de 16 pines y compruebe si hay códigos de fallo en los sistemas EPB y ABS.

 

 

 

 

2) Con el vehículo levantado, retire las ruedas traseras y compruebe el estado de las mangueras de freno, el cable y las conexiones del motor del freno de estacionamiento y las pastillas y discos de freno traseros. El grosor mínimo del disco es de 8,4 mm y el grosor mínimo de las pastillas de freno traseras es de 2,0 mm.

3) Realice el procedimiento de retroceso del motor EPB utilizando una herramienta de diagnóstico adecuada.

 

 

 

 

4) Retire los dos tornillos de 12 mm de la pinza de freno y retírela con cuidado, dejándola a un lado, sin ejercer demasiada presión sobre la manguera de freno y el cableado del motor.

5) No hay necesidad de dar cuerda al pistón; sólo se puede empujar hacia atrás.

 

 

 

 

 

6) Retire las pastillas de freno traseras viejas y las placas de retención.

7) Para quitar el soporte de la pinza (A), primero quite un perno del eslabón de suspensión (B). Esto le permitirá quitar los dos pernos portadores de la pinza (C).

 

 

 

 

 

8) Retire los tornillos de sujeción del disco de freno trasero y, a continuación, extraiga el disco de freno viejo. Limpie las superficies de contacto y desengrase (si es necesario) el nuevo disco de freno antes de montarlo.

 

 

 

 

 

9) Vuelva a colocar los tornillos de soporte de la pinza, el perno del tirante de suspensión y, a continuación, coloque las nuevas pastillas de freno y las placas de retención; una vez hecho esto, vuelva a colocar la pinza de freno.

 

 

 

 

 

 

10) Por último, rebobine los motores EPB y compruebe el funcionamiento de los frenos de estacionamiento y de pie, lo que incluye la comprobación de fugas de líquido. A continuación, vuelva a comprobar los códigos de error en los sistemas EPB y ABS, vuelva a montar las ruedas y las tuercas de las ruedas de par a 88-108 Nm y realice una prueba en carretera.