¿Cómo funcionan las válvulas EGR y qué tipos hay?

En este artículo, el sitio web Highmotor.com analiza el funcionamiento de la válvula EGR y cuáles son los tipos que existen.

Según explica Highmotor.com, las siglas EGR quieren decir Exhaust Gas Recirculation, es decir, Recirculación de los Gases del Escape. Su función principal es la de reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) para contaminar menos y adaptarse a las normativas vigentes. Para conseguirlo se redirigen parte de esos gases que salen por el escape de nuevo al circuito de admisión.

Físicamente es un conducto que comunica el escape con el colector de la admisión para que los gases vuelvan a la cámara de combustión, en vez de ser expulsados al exterior. Mediante una válvula se permite pasar una cantidad de gases establecida por la unidad de control del motor. Durante el proceso se consigue reducir la temperatura y por lo tanto rebajar las emisiones.

Funcionamiento de la válvula EGR

El funcionamiento del sistema EGR es realmente simple y funciona como cualquier válvula: abre y cierra el paso a los gases que van a ser reciclados. Para saber cuál es el momento de hacer la recirculación de gases, la válvula EGR y la unidad de control del motor toman en cuenta determinadas variables: revoluciones del motor, cantidad de combustible inyectado, volumen de aire en ese momento, presión atmosférica y la temperatura del motor.

Se destaca por tanto, que la válvula EGR se abre cuando se hace poca presión sobre el acelerador, el motor está caliente y con un bajo régimen de revoluciones. De esta manera la válvula atrapa los gases y los reinserta mediante el colector de admisión efectuando así la recirculación de estos gases que se producen por combustión dentro de los cilindros.

Tipos de válvulas EGR

Aunque cronológicamente podemos encontrar hasta 6 tipos de válvulas diferentes desde su inclusión en los años 70, a día de hoy podemos encontrar en el mercado dos tipos de válvulas EGR: las neumáticas o mecánicas y las electrónicas, que dosifican el caudal de los gases de escape reciclados.

  • Válvula neumática o mecánica: fueron las primeras en ser utilizadas y están accionadas por un sistema de depresión o vacío a través de una electroválvula que está controlada por la parte electrónica del motor.
  • Válvula electrónica: funcionan con un sistema parecido al de las bombas electrónicas de los autos con inyección directa diésel y son totalmente autónomas. Integran sensores para verificar que el sistema trabaje normalmente bajo los parámetros establecidos.