Cómo hacer un buen mantenimiento de la válvula EGR

Lizarte proporciona algunos consejos sobre el adecuado mantenimiento de la válvula EGR.

Antes de nada, y para un buen mantenimiento de la válvula EGR, es fundamental conocer el sistema anticontaminación de tu diésel para evitar averías, ya que, al no tener todos los vehículos el mismo sistema, no todos los vehículos actúan igual.

Realizar conducción mixta

Para un buen mantenimiento de la válvula EGR, es bueno que el uso del coche sea mixto, es decir, que si se utiliza para uso urbano, darle también su ración de autovía de vez en cuando. Lo mejor para limpiar la válvula, o contribuir a su cuidado, es mantener la velocidad alta durante un período de tiempo, por ejemplo 10 o 15 minutos, de forma que el motor se caliente perfectamente, se mantenga un ritmo constante de revoluciones de motor, y la válvula trabaje con fuerza para expulsar toda esa carbonilla.

Si la conducción habitual es por ciudad, se puede hacer una ‘cura’ cada cierto tiempo, cada dos o tres semanas, por ejemplo: circular unos 10 minutos a 110 o 120 km/h una marcha por debajo de lo habitual. Esto es, si se hace en quinta, pasar a cuarta; si se hace en sexta, pasar a quinta. La idea es circular a unas 3.000 o 3.500 rpm durante esos diez minutos. Lo que se aumenta ahí el consumo, se invierte en la limpieza de la zona crítica y el motor del vehículo lo agradecerá a largo plazo.

Mantener el sistema de inyección limpio

Mantener el sistema de inyección limpio y cuidado, ayudará a eliminar el exceso de suciedad que posteriormente se puede depositar en la válvula EGR, aunque el método más sencillo y eficaz para que la carbonilla se acumule y se proceda a su limpieza con una frecuencia mayor de la deseada, consiste en subir de revoluciones el motor en velocidades cortas provocando que ‘respire’ mejor y expulse los restos que se quedan en su interior, eso sí, siempre con el motor en caliente.

No es necesario someter el vehículo a este proceso durante un tiempo prolongado, para no forzarlo ni elevar el consumo de carburante, pero si es ideal hacerlo durante unos segundos cada vez que se utilice.

Dejar que el filtro se regenere automáticamente

Lo recomendable en estos casos es que, si el coche ha comenzado el proceso de regeneración no detenerlo, es decir, que continuar circulando con el coche. El proceso suele durar unos minutos, y además de algunos síntomas que denotan que está produciéndose el proceso de regeneración, algunos coches avisan por algún indicador en el cuadro de mandos. En otros no sucede nada si se detiene la regeneración y se deja que comience en el siguiente arranque.

De ahí que sea tan importante entender cómo funcionan los coches y el significado de los iconos que aparecen en la instrumentación.