Cómo llevar a cabo la fijación de los tornillos de las ruedas

Febi, la marca perteneciente a bilstein group, ofrece consejos para una fijación adecuada de los tornillos de las ruedas.

Aunque el montaje de las ruedas en un vehículo generalmente se explica por sí mismo, los problemas ocurren una y otra vez en la práctica. Los riesgos asociados con una rueda apretada incorrectamente a menudo se subestiman. Para evitar estos riesgos, febi, marca perteneciente a bilstein group, analiza algunos aspectos a tener en cuenta.

¿Qué es la fuerza de tensión estándar?

Durante la conducción, la conexión atornillada de la rueda debe absorber todas las cargas dinámicas, en particular las vibraciones, para que la rueda, el disco de freno y el cubo se comporten como una parte singular. Para lograr esto, se debe generar una fuerza de tensión estándar. Esto se define como la fuerza requerida para apretar un tornillo en la dirección axial.

El par que se utiliza para producir la fuerza de tensión estándar del tornillo durante el montaje genera una resistencia a la tracción en la rosca. Esto conduce a una extensión elástica del tornillo y a un acortamiento de la llanta. Los parámetros, como el par de apriete, la fricción en la rosca, las propiedades del material y las dimensiones del tornillo y su clase de resistencia, influyen en la fuerza de tensión estándar.

Cuando la fuerza de tensión estándar es demasiado baja

Si el tornillo de la rueda se aprieta con un par más bajo que el prescrito por el fabricante del vehículo, no se logra la fuerza de tensión estándar requerida. Bajo carga, esto resulta en vibración de componentes. Las consecuencias pueden incluir el aflojamiento del tornillo y, en el peor de los casos, la pérdida de la rueda.

Incluso si un tornillo de la rueda se aprieta varias veces, su fuerza de tensión estándar cambia. Con fijaciones de ruedas oxidadas, sucias o dañadas, el coeficiente de fricción aumenta enormemente, por lo que la fuerza de tensión estándar se reduce considerablemente.

Cuando la fuerza de tensión estándar es demasiado alta

En el caso de apretar las fijaciones de las ruedas sin una llave dinamométrica, se puede suponer que el tornillo se aprieta demasiado. Esto conduce al alargamiento del tornillo de la rueda o a la compresión de las llantas de aluminio en particular.

En el caso de las fijaciones de ruedas lubricadas y adaptadas, la fricción se reduce en gran medida, por lo que la fijación de las ruedas se sobrecarga incluso cuando se utiliza una llave dinamométrica. En el peor de los casos, el tornillo se romperá.

Instrucciones para montar los tornillos de las ruedas

  • Se deben observar los pares de apriete prescritos por los fabricantes del vehículo.
  • Utilice únicamente llaves dinamométricas cuyo uso garantice el cumplimiento exacto de los pares especificados.
  • En caso de óxido, deformación plástica o daños en las roscas, los tornillos deben reemplazarse.
  • Revise la rosca del cubo de la rueda por suciedad y corrosión; reemplazar si está dañado.
  • Limpie la superficie de contacto de la rueda corroída.
  • Revise las superficies de contacto del tornillo y la llanta en busca de suciedad, aceite y grasa, y daños.
  • Apriete los tornillos de la rueda de manera uniforme y en el orden correcto. Asegúrese de observar las instrucciones del fabricante.
  • Nunca use llaves de impacto al apretar.
  • No use aceite o grasa.

Tornillos de rueda febi

Desde la marca febi aseguran que sus tornillos de rueda cumplen los más estrictos requisitos de seguridad, rendimiento y durabilidad. “Para llantas de aluminio o de acero, con seguro antirrobo o con resistencia extra a la corrosión: en nuestro surtido encontrará siempre la sujeción de rueda que está buscando”, señalan.

Asimismo, desde la empresa alemana añaden: “Los tornillos de rueda de febi convencen porque ofrecen las dimensiones correctas, por sus excelentes características de montaje y por su elevada calidad. Tenemos las tuercas y los tornillos adecuados para todos los modelos más habituales. Todos ellos cuentan con el revestimiento apropiado”.