Cómo prevenir futuras fugas de aceite en los turbos

Melett propone algunos consejos para evitar fallos por este tipo de anomalía.

Melett, el proveedor británico de componentes individuales de la industria de reparación de turbos explica las fugas de aceite en los turbos y propone consejos de cómo prevenir futuros fallos por este motivo.

Los turbos están fabricados con una tolerancia y precisión de 4 micras, girando a más de 360.000rpm. Es importante que el aceite del turbo se mantenga dónde debe estar, si no es así puede que el flujo hacia los cojinetes sea insuficiente.

Con frecuencia el aceite no recibe la importancia como elemento crítico que debería tener. Las fugas de aceite pueden ocurrir por distintos factores que a menudo se originan alrededor de la presión correcta en la carcasa de la turbina y el compresor.

 

 

 

 

 

Cuando ocurre una fuga de aceite es importante que no solo se piense en el aro de pistón como el sellado, sino que se tengan en cuenta también los portasegmentos/alojamiento de los cuerpos centrales, además de la presión en las carcasas como un completo “ensamble sellado” que engloba todo para crear un sellado.

Si una parte del “ensamble sellado” está defectuosa, puede acarrear consecuencias adversas en otras partes de este. Por ejemplo, puede que el aro de pistón y el alojamiento del portasegmentos sean geométricamente correctos y, aun así, haya fugas de aceite en el lado del compresor. Esto puede deberse a que la tercera pieza del puzle, la presión, no sea la correcta.

Si no se identifica la causa original del fallo, es muy probable que el mismo tipo de fallo vuelva a ocurrir en el motor reparado. Las fugas de aceite pueden producir grandes daños en el sistema de cojinetes a los pocos segundos después de poner en funcionamiento el turbo. Para ayudarle a identificar y evitar que vuelvan a ocurrir las fugas de aceite al llevar a cabo una reparación. A continuación, destacamos algunas de las causas principales y las señales que indican las fugas de aceite.

Causas de las fugas de aceite en el extremo del compresor:

-Bloqueos o restricciones en la entrada de aire. El vacío causado por bloqueos en el tubo o filtro de aire pueden provocar fugas de aceite en la carcasa del compresor.

-Fugas de aire en los tubos de entrada o en el intercooler.

 

 

 

 

 

 

Causas de las fugas de aceite en el extremo de la turbina:

Fugas en el sistema de escape.

Obstrucciones en el cuerpo central de rodamientos.

Fugas en el sistema de recirculación de los gases de escape (EGR).

 

 

 

 

 

Causas de las fugas de aceite en los extremos del compresor y de la turbina:

-Obstrucción o bloqueo de la manguera de drenaje de aceite del turbo al motor.

-Obstrucción, o interrupción, del sistema de ventilación del cárter.

-Al apagar el motor en caliente de forma repetida se pueden generar depósitos de carbonilla (hulla) en el cuerpo central de rodamientos.

-Daños físicos en las partes rotativas del turbo y holguras excesivas en los cojinetes (probablemente causados por otros modos de fallo).

-Presión excesiva sobre el cárter (desgaste de los aros de pistón/alojamiento).

-El uso de un modelo de turbo incorrecto.

 

 

 

 

 

 

Prevención de fallos en el turbo:

-Asegúrese que los conductos de drenaje de aceite y aire estén libres de bloqueos o restricciones.

-Compruebe que no haya fugas en el sistema de escape.

-Verifique la ausencia de bloqueos en el filtro de partículas diésel (DPF) y en el conversor catalítico.

Atención:

Las fugas de aceite pueden ocurrir en las máquinas equilibradas mediante VSR (alta velocidad) porque no están presentes las presiones de ambiente requeridas para crear el sellado, ya que no se utilizan carcasas. Esto puede forzar la salida de aceite tanto del compresor como de la turbina y dar la impresión de una fuga. Es poco probable que esto ocurra cuando el turbo se monte en el motor.

También puede haber una fuga de aceite cuando los motores funcionan a poca velocidad. La presión en las carcasas es menor, lo cual puede llevar a la creación de un vacío que hará que el aceite se fugue por la carcasa de la turbina. Una vez el motor comience a funcionar a velocidades normales, se restaurará la presión y se detendrán las fugas.