¿Cómo prevenir los accidentes más comunes en invierno?

Acierto.com analiza cuáles son los percances más frecuentes durante esta época del año y además, proporciona una serie de consejos sobre cómo prevenirlos.

Con la bajada de las temperaturas y el aumento de los desplazamientos, especialmente a causa de la Navidad, el riesgo de tener un percance en la carretera durante estos días se dispara. Con ese motivo, el comparador de seguros de coche, Acierto.com, analiza con más detalle cuáles son los accidentes más comunes, así como los partes más habituales al seguro en estas fechas.

Averías y accidentes frecuentes en invierno

Según recoge el comparador de seguros, el incidente más común tiene que ver con la batería del vehículo, protagonista de 1 de cada 5 reparaciones. Y es que la batería es uno de los elementos del coche más vulnerables a los cambios de temperatura. Por desgracia repararla ronda los 250 euros, asegura.

Le siguen muy de cerca los fallos del motor y la calefacción, así como las asistencias relacionadas con el líquido refrigerante. Respecto a estos primeros, en algunas ocasiones y dependiendo del modelo, las averías pueden deberse al tiempo que necesita el coche para que el motor, el aceite, el líquido de dirección y demás lleguen a determinada temperatura. En caso contrario, podría dañarse el motor por falta de lubricación. Con respecto a los segundos, puede ocurrir que el líquido refrigerante se encuentre en mal estado. Cambiarlo a tiempo cuesta unos 70 euros pero, si no lo hacemos y se rompe la culata del motor, la reparación podría alcanzar los 3.000 euros, afirma.

En cuanto a los accidentes fruto de la meteorología, no podemos dejar de hablar del viento, pues se estima que casi el 5% se atribuyen a él. Por otra parte, 7 de cada 10 tienen lugar con lluvia, y hasta el 4% por niebla.

Cómo prevenir accidentes en invierno

A pesar de la frecuencia de estos incidentes, afortunadamente, Acierto.com asegura que es posible prevenirlos de la mano de una serie de consejos, empezando por realizar la puesta a punto de nuestro vehículo de forma adecuada. No sólo se debe revisar el coche antes de emprender un viaje -algo que, por cierto, no hace 1 de cada 4 conductores-, sino tenerlo listo para el cambio de estación y la bajada de las temperaturas. Desde tener preparados los neumáticos de invierno o las cadenas, hasta revisar que la calefacción y luces antiniebla funcionan bien, y comprobar que las escobillas no se han resecado fruto del calor del verano, entre otros.

-En relación a los neumáticos, hay que observar la profundidad del diámetro de la banda de rodadura -que no debería estar por debajo de los 3mm- así como comprobar que la goma carece de cortes y deformaciones. El comparador de seguros de coche ofrece la opción de optar por unos específicos de invierno, que reducen la distancia de frenado y favorecen el agarre.

-Hacen especial mención a los amortiguadores, cuyo mantenimiento resulta todavía más importante en la estación más gélida del año. Aseguran que tenerlos en mal estado incrementa el riesgo de sufrir aquaplanning.

-Con respecto al mantenimiento de las baterías: se debe comprobar su carga antes del invierno o cambiarla si es necesario, especialmente si el vehículo tiene más de tres años de edad. Verificar el estado del alternador y comprobar que genera la suficiente energía para que la batería cumpla su periodo regular de vida -unos cinco años-. También es importante llevar un juego de pinzas para salir de un apuro, según Acierto.com.

-En cuanto a los frenos, en zonas de mucho frío, es posible que el agua condensada en estos se congele, provocando que estos crujan al arrancar el coche. Por eso, el comparador de precios sugiere que se lleve una botella con agua caliente para descongelar el parabrisas y los discos.

-Evitar el “control de crucero” cuando la carretera se encuentre húmeda o helada, incluso en carretera. La mejor prevención, afirma, es tener el máximo manejo del vehículo, ya que en estas condiciones otros conductores pueden frenar bruscamente, patinar, etcétera.

-Es importante reducir la velocidad cuando las condiciones meteorológicas no acompañen y, especialmente, en los pasos a nivel y puentes, donde suelen crearse capas de hielo con mayor facilidad. Además, recomiendan respetar la distancia de seguridad.

Consultar las previsiones meteorológicas y las condiciones de las vías por las que se va a circular con antelación. Acierto.com aconseja hacerse con una rasqueta para el hielo, una pequeña manta, y algunos frutos secos, para prevenir.

-Evitar conducir después de las comidas copiosas -la digestión puede causar somnolencia- y no beber alcohol si se va a coger el coche son también consejos importantes a seguir.

Tener a punto el seguro es clave

Otro punto fundamental será revisar las condiciones del seguro de tu coche, sobre todo porque la asistencia en viaje de tu póliza puede contar con ciertas limitaciones. Cerciórate de que se trata de una asistencia rápida y que siempre desde el kilómetro cero (distancia que se mide desde el domicilio). Son muchas las compañías que imponen una distancia mínima.

No obstante, otras no tienen estas restricciones e incluso, ofrecen la opción de llevarte a tu destino si tu coche se queda parado a medio camino, nos ofrecen un vehículo de sustitución, etcétera. En todo caso, cabe comentar que la mayoría de seguros básicos incluyen prestaciones para el coche, mientras que las más completas cuentan con atención a los pasajeros.

1 Comentario

  1. En estas fechas me ha ocurrido varias veces que me falla la bateria y se me descarga. muchas gracias por todos estos consejos que peden evitar situaciones como las que a mi me han ocurrido en ya varias ocasiones. Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorLa impresión 3D de piezas de producción, la nueva apuesta de Volkswagen
Artículo siguienteSe matriculan 2.285 vehículos de autogás en noviembre

¡Suscríbete a nuestro newsletter!