Cómo realizar la limpieza de un circuito de refrigeración

Sistema-de-refrigeración-motoresCuándo limpiar un circuito de refrigeración de un vehículo
Un circuito de refrigeración que se ha mantenido correctamente, cambiando el líquido refrigerante según tiempos marcados por el fabricante, no necesita limpiarse nunca, porque el líquido refrigerante no ha atacado ninguno de los metales que lo componen y no se han generado óxidos de aluminio ni de hierro que se hayan podido depositar en las paredes del motor, del radiador, del vaso de expansión o de cualquier elemento del circuito de refrigeración.

En la foto vemos que el líquido refrigerante no ha cambiado su olor si ha generado precipitados que puedan circular en el circuito de refrigeración. Es muy importante verificar el tipo de refrigerante que lleva un vehículo porque no se deben mezclar líquidos refrigerantes de la tipología orgánica, inorgánica o híbrida.

Cómo podemos comprobar si un circuito de refrigeración se ha mantenido correctamente
– Observando el vaso de expansión y el interior de las paredes de los manguitos. Residuos sólidos en el fondo del vaso de expansión o en las paredes de los manguitos, indican que es necesario realizar una limpieza del circuito de refrigeración.

-Observando la bomba de agua.

En bombas que van en circuitos con refrigerantes orgánicos, el PH alcalino que suelen tener los líquidos refrigerantes orgánicos, provoca un oscurecimiento gradual de las superficies de la bomba de agua que han estado en contacto con el mismo. Esto es perfectamente normal e indica que el líquido refrigerante utilizado es correcto. (observar imágenes 2, 3 y 4).

limpieza circuito refrigeracion

Coloraciones amarillentas, rojizas, puntos blancos, incrustaciones, presencia de óxido blanco o rojo indican la utilización de un líquido refrigerante inadecuado, que rayará las dos caras de contacto del cierre dinámico y provocará la fuga de la bomba de agua.

Los agujeros de desagüe también aportan información sobre las condiciones del líquido refrigerante utilizado. En función del color y la tonalidad del líquido expulsado, nos indica la necesidad o no de limpiar el circuito de refrigeración.

Estos agujeros de desagüe se realizan en los cuerpos de las bombas de agua, para permitir el escape de gases y pequeñas fugas temporales al exterior del circuito, las cuales son normales, e impiden que estos líquidos lleguen al rodamiento de la bomba de agua, lavando su grasa interna protectora y dañándolo rápidamente.

Procedimiento de limpieza de un circuito de refrigeración sucio
Cuando nos encontramos con un circuito de refrigeración sucio debemos de limpiarlo para alargar la vida de todos los componentes del circuito de refrigeración, especialmente de la bomba de agua.

  • MODO INCORRECTO

Uno de los modos más extendidos es simplemente vaciar el líquido refrigerante que hay en el circuito por gravedad, desconectando el manguito inferior del radiador o abriendo el grifo de vaciado que incorporan algunos modelos.

Este modo de operar solo permitirá vaciar entre el 60% y en el mejor de los casos el 80% del líquido refrigerante del circuito con el agravante que prácticamente la totalidad de los residuos sólidos permanecen dentro del sistema al haberse depositado en las zonas bajas al detener el motor.

  • MODO NO RECOMENDADO PERO MEJOR QUE EL ANTERIOR
    Se pueden tratar los residuos del interior del circuito aplicando un tratamiento con un producto químico limpiador de óxido o un líquido limpiador de aceite dependiendo del tipo de residuos generados y poner el motor en marcha para dejar actuar el químico. Posteriormente es necesario realizar varios enjuagues con agua natural. La dificultad de desmontar el termostato en muchos modelos obliga a realizar enjuagues intermitentes parando el motor para vaciar y volver a llenar y vaciar tantas veces como sea necesario hasta que el agua que salga por el manguito inferior del radiador este limpia. Este proceso tiene como inconvenientes el excesivo tiempo y no eliminar una parte considerable de los residuos sólidos, al permanecer dentro del circuito cada vez que detenemos el motor, así como un riesgo de manipulación al intervenir el motor con agua muy caliente.
  • MODO CORRECTO RECOMENDADO POR INDUSTRIAS DOLZ
    El modo más eficaz, rápido y seguro para realizar una limpieza del circuito de refrigeración es utilizar una máquina para limpieza en continúo y un producto químico limpiador de óxido o limpiador de aceite dependiendo del tipo de residuos generados. El equipo aplica un sistema de recirculación y presión controlada que mantiene todos los residuos sólidos en suspensión, este procedimiento permite optimizar la extracción de residuos hacia el exterior renovando el líquido circulante sin detener el motor, simplemente maniobrando con el equipo desde el exterior. Durante el proceso la máquina permanecerá en marcha hasta que desaparezcan los residuos arrastrados.

DOLZ recomienda el uso de máquinas de purgado Micrauto que permitan una limpieza óptima del circuito de refrigeración
De las máquinas disponibles en el mercado, Dolz recomienda el uso de las máquinas Micrauto, que permiten:

  • Limpiar todo el sistema de refrigeración:
    • con el motor en funcionamiento (sin desmontar el termostato), con el motor parado (desmontando el termostato), del radiador principal, del radiador de calefacción

Eliminar como mínimo un 90% de los residuos, entre 20 y 45 minutos según los casos.
Tipo de residuos:

  • Óxido de hierro: color marrón, presencia muy evidente, bloquea los radiadores y desgasta las bombas. Se debe utilizar un producto desincrustante.
  • Óxido de aluminio: Se aprecia por el aumento del tono de la coloración del refrigerante, llega a bloquear los radiadores igual que el óxido de hierro. Se debe utilizar un producto desincrustante.
  • Residuos de aceite: Residuos de aceite localizados en la zona alta del vaso expansor o en el tapón del radiador. Precaución: revisar el estado de los manguitos. Se debe utilizar un producto desincrustante específico.