Cómo se monta un embrague adecuadamente

ZF analiza en este artículo técnico cómo se realiza esta operación de forma adecuada para que no tenga consecuencias graves para la transmisión.

El montaje del embrague es una tarea exigente y requiere mucho tiempo ya que es necesario separar la caja de cambios del motor. Es importante realizar una evaluación previa antes de reemplazar toda la unidad, puesto que podría ser innecesario y además es muy costoso. En este punto es donde ZF Aftermarket ofrece su consejo especializado a los talleres, para evitar errores, y en particular, con respecto a la instalación del disco de embrague.

El embrague es el enlace entre el motor y la transmisión, y una de las piezas de desgaste con más vida útil. Hay muchos factores que pueden causar daños en el embrague. Por ejemplo, cuando se somete repetidamente a una carga pesada debido a la conducción frecuente con un remolque o un sistema de gestión del motor defectuoso. Antes de reemplazar toda la unidad, lo cual implica un coste elevado, se recomienda revisar siempre los componentes circundantes en caso de desperfectos en el embrague, incluido el accionamiento del embrague, fugas del motor, el volante y la transmisión.

Inspeccionar el disco de embrague antes del montaje

El disco de embrague está sujeto a la mayor carga porque el modo de operación del embrague produce una abrasión mecánica. Por este motivo, el disco de embrague debe tener una gran resistencia al desgaste y a las altas temperaturas. De todas formas, siempre conviene comprobar el estado del conjunto y de la pieza nueva antes de su instalación, puesto que podría haberse dañado durante el envío o por un manejo inapropiado. Para tener la certeza absoluta del estado de la pieza, compruebe que la desviación lateral del disco no supere el valor límite de 0,5 milímetros. Si fuera así, se puede corregir con una horquilla rectificadora.

Prestar atención a la posición de instalación y centrar el disco de embrague con precisión

Al instalar el disco de embrague, comprobar que esté en la posición correcta. Si se instalara de manera incorrecta, se podría dañar el disco, el estriado, la palanca de sujeción o incluso la transmisión. Las instrucciones de montaje generalmente se encuentran en lado del componente. Si no hay instrucciones, comparar la pieza nueva con la anterior antes de la instalación.

El disco de embrague nuevo se debe centrar con precisión para no dañar el estriado. El margen de tolerancia entre el eje primario de transmisión y el estriado es de sólo unas centésimas de milímetro. Incluso una pequeña inexactitud durante la inserción del eje primario podría impedir la movilidad que después se requiere para desacoplar el embrague. El estriado se debe deslizar por el eje de transmisión sin ofrecer resistencia.

Se aconseja engrasar el estriado con grasa de alto rendimiento. Su consistencia viscosa y resistencia a altas temperaturas permiten que se adhiera al estriado durante su funcionamiento sin que se expanda. Para que no vibre cuando se desacople más adelante, siempre hay que quitar la grasa excedente y tener