Cómo utilizar un comprobador de baterías

En este artículo técnico, Varta -marca perteneciente al fabricante de baterías Clarios- explica los aspectos más importantes que deben tenerse en cuenta al utilizar un comprobador portátil y los detalles a los que hay que prestar atención.

En todo taller profesional que se precie, no debe faltar un comprobador de baterías, pues esta es la única forma en la que puedes ofrecer a los clientes información fiable sobre el estado de la batería analizada. Por eso, desde Varta describen los aspectos más importantes que deben tenerse en cuenta al utilizar un comprobador portátil y los detalles a los que hay que prestar atención.

El análisis de Varta, de unas 300.000 comprobaciones, demostró que en aproximadamente 1/3 de ellas, los datos introducidos por el usuario no eran correctos y, por lo tanto, el resultado obtenido no era fiable. Así pues, en primer lugar, hablan de los parámetros que son importantes y decisivos para la comprobación profesional de una batería. Asimismo, analizan con más detalle la etiqueta de la batería para encontrar la información que se necesita.

1) Tecnología

El diseño de una batería AGM difiere claramente en sus pormenores del de una de electrolito líquido. No obstante, entre una batería de arranque convencional (SLI, del inglés «conventional starter battery») y una batería de electrolito líquido mejorada (EFB, del inglés «enhanced flooded battery»), también existen algunas diferencias que pueden mejorar la vida útil de la EFB.

Un análisis más minucioso del interior de la batería ayuda a entender la forma en la que la tecnología de esta influye en su estructura interna.

 

 

 

 

Ejemplos de diferencias en el diseño de las diversas tecnologías de baterías

Para entender la forma en la que la estructura interna de la batería influye en el resultado de la comprobación, puede ser útil comprender cómo funciona un comprobador de baterías portátil. De manera muy simplificada, una comprobación funciona enviando un breve impulso de energía a la batería y analizando a continuación su respuesta a este breve impulso con el fin de determinar su estado (SOH, del inglés «state of health») y calcular la potencia de arranque restante.

De este modo, no se mide la corriente de arranque en frío real, sino que se utiliza un algoritmo para establecer el estado de la batería. Así pues, para que el algoritmo del comprobador interprete correctamente la respuesta de la batería, es esencial que se seleccione la tecnología correcta antes de la comprobación.

2) La norma de la comprobación

Una comprobación de laboratorio como la que realizamos para comprobar el rendimiento del arranque en frío es básicamente distinto del procedimiento de comprobación efectuado por un comprobador de baterías portátil. Las letras «(EN)» incorporadas en la etiqueta indican que realizamos el ensayo de arranque en frío conforme a las disposiciones de la norma europea sobre baterías EN 50342-1.

Para ello, la batería se enfría primero a una temperatura de -18 °C en una cámara acondicionada durante al menos 24 horas, lo que supone ya una clara diferencia con respecto a la comprobación que se lleva a cabo en el taller.

La segunda diferencia importante es el procedimiento de la comprobación en sí mismo. En la comprobación de laboratorio, se simula un arranque en frío real y se comprueba si la batería puede suministrar realmente la corriente indicada en la etiqueta. Varios cientos de amperios fluyen durante más de un minuto.

En la actualidad, la norma EN 50342 es la que se aplica a las baterías de vehículos en Europa, pero en otras regiones del mundo existen diferentes procedimientos de comprobación. Esto resulta interesante para la rutina diaria sobre todo si el taller tiene vehículos de fabricantes asiáticos o estadounidenses y quiere cambiar las baterías. Si la clasificación CCA de las baterías instaladas se ha determinado según las normas JIS o SAE, el valor numérico no es comparable con un valor según la norma EN. En este caso, tienes que seleccionar la norma válida en el comprobador, puesto que, de lo contrario, obtendrás resultados erróneos.

Para mostrar lo diferentes que pueden ser los valores numéricos cuando se utilizan procedimientos de comprobación diferentes con baterías idénticas, compararemos los valores de arranque en frío de una batería OPTIMA, también de CLARIOS, con una batería dotada de tecnología AGM. Una vez sometidas a comprobación según EN y otra, según SAE. Recuerda, se trata de la misma batería.

 

 

 

 

La diferencia entre «DIN» y «EN»

La mayoría de los comprobadores ofrecen tanto «EN» como «DIN» al seleccionar la norma de comprobación. La norma EN 50342 es la norma que más se utiliza en Europa en la actualidad. No obstante, el proceso de normalización hace que las normas europeas EN se conviertan en normas nacionales, por lo que una EN 50342 se convierte en una DIN EN 50342. Entonces, ¿por qué la mayoría de los comprobadores ofrecen ambas cosas y, en realidad, no significan lo mismo?

 

 

 

 

Explicado con pocas palabras: en el contexto del comprobador de baterías, las opciones de selección «DIN» y «EN» describen dos procedimientos de ensayo distintos.

El punto de selección «DIN» se refiere al procedimiento (ya no tan habitual) según las normas DIN 72311 o DIN 43539-2 para determinar la corriente de arranque en frío.

El punto de selección «EN» se refiere al procedimiento de comprobación según la norma EN 50342-1, que es habitual en Europa hoy en día.

El valor numérico puro de una comprobación según la norma «DIN» es solo un 60 % del valor numérico de una comprobación según la norma «EN». Por lo tanto, para obtener un resultado correcto en la comprobación, es muy importante seleccionar la norma de comprobación correcta.

3) Amperios de arranque en frío

La tercera entrada importante se refiere a la corriente real de arranque en frío de la batería. Evidentemente, aquí también es importante introducir el valor correcto para obtener un resultado fiable en la comprobación.

Con la introducción correcta de los tres parámetros, a saber, la tecnología, la norma de ensayo y los amperios de arranque en frío, se dan los requisitos esenciales para una comprobación correcta de la batería, por lo que el cliente obtendrá un informe fiable sobre el estado de esta.

Consejos para la comprobación precisa de la batería

Para obtener resultados fiables, es fundamental utilizar un comprobador de baterías que sea capaz de distinguir entre baterías AGM, EFB y SLI.

Las capacidades de los comprobadores de baterías son limitadas. Además, como en el mercado existen tantas baterías diferentes de distintos fabricantes y con distintos diseños y niveles de calidad, el algoritmo del comprobador no puede ser 100 % preciso. Por otro lado, los fabricantes de comprobadores de baterías desarrollan y mejoran continuamente los algoritmos y dispositivos, por lo que se recomienda utilizar un comprobador con la tecnología más reciente para obtener los resultados óptimos y altamente fiables.

Los comprobadores de baterías están diseñados para comprobar baterías usadas y agotadas, por lo que no deben utilizarse para comprobar baterías nuevas.

Conecta siempre el comprobador de baterías directamente a los bornes de la batería, sin utilizar ninguna otra conexión ni las conexiones de arranque. La resistencia eléctrica o la capacidad del sistema de los vehículos puede afectar a las mediciones eléctricas realizadas por el comprobador y, por tanto, dar lugar a lecturas sesgadas y, en definitiva, a resultados poco fiables.

Conclusión

El resultado de una comprobación es tan bueno como los datos que se introducen en el comprobador. Por eso es tan importante establecer correctamente de antemano la tecnología de la batería, la norma de ensayo y el índice de CCA. Solo de este modo el comprobador ofrece un resultado fiable. El método de comprobación es básicamente distinto de los ensayos de laboratorio que, como fabricantes, utilizamos en el desarrollo y la validación de las baterías. Por lo tanto, la comprobación de una batería realizada con un comprobador portátil nunca puede ser 100 % exacta. En consecuencia, como usuario del taller, es aún más importante trabajar con precisión para obtener un resultado sólido en la comprobación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior¿Cuándo y cómo sustituir las escobillas limpiaparabrisas?
Artículo siguienteUn taller pontevedrés, en el punto de mira de una operación antidroga

¡Suscríbete a nuestro newsletter!