Condena de dos años de cárcel por vender droga en un taller de Jaén

Un hombre ha sido condenado a dos años de cárcel y a pagar una multa de 3.617 euros por traficar con droga en un taller de Jaén.

Fuente: diariojaen.es

Un vecino de Jaén ha sido condenado a dos años de prisión y a pagar una multa de 3.617 euros por traficar con droga en el taller en el que trabajaba. El hombre, de 39 años, vendía cocaína en el centro de reparación del Polígono de Los Olivares (Jaén, Andalucía). Según informan desde diariojaen.es, la Policía le intervino unos 58 gramos de cocaína, con una pureza del 56%, así como una báscula de precisión, y otros 60 gramos de cafeína -producto utilizado como sustancia de corte para “engordar” la mercancía- y, por lo tanto, también las ganancias.

Si bien, inicialmente, la Fiscalía solicitaba para el individuo una condena de tres años y ocho meses de cárcel, el hombre mostró su conformidad antes de celebrar el juicio en la Audiencia Provincial de Jaén, y dado que admitió su culpabilidad, el Ministerio Público redujo su petición de castigo hasta los dos años de prisión. El hombre fue detenido por un delito contra la salud pública, el mismo por el que fue condenado a dos años de prisión y al pago de una multa de 3.617 euros.

Lo más agravante es que cuando el individuo cometió los hechos, se encontraba en libertad condicional, por haber sido condenado en 2016 por un delito de estafa. De modo que el tribunal le concedió el beneficio de no ingresar en la cárcel a cambio de no volver a delinquir en un periodo de cuatro años.

La investigación se remonta a los primeros meses del año pasado cuando los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Jaén se dieron cuenta de que numerosos consumidores acudían a un taller del Polígono de Los Olivares para comprar su dosis. De esta forma, policías de paisano comprobaron que era este individuo de 39 años el que se encargaba de vender la cocaína. El pasado 23 de marzo realizaron una inspección en el local y ahí fue donde encontraron la droga oculta entre la maquinaria del taller, así como la sustancia de corte y una báscula de precisión.