Conepa: “Con las armas que tenemos, es imposible luchar contra estos incautos”

ilegal internetLa noticia que publicábamos informando de la existencia de este anuncio puede leerse pinchando este link. 

Conepa, por medio de su departamento de Comunicación respondía que “hay que tener mucho cuidado con los ‘vendedores de crecepelos’, y más en este mundo global de internet, donde estamos todos tan poco protegidos frente a noticias falsas y anuncios incontrolados e incontrolables, que tienen mucho de ‘ciberanzuelos”.

Y seguían: “A nosotros lo que nos preocupa sobre todo es el ‘argumento’ que utilizan para llamar la atención, ensuciando la imagen de un colectivo que no se lo merece. Todos sabéis que Conepa tiene un protocolo cuando detecta este tipo de conductas. Pero no podemos negar que en casos como éste (que parte de California, según nuestras informaciones) no tenemos armas jurídicas para actuar”.

Este, dicen, “es uno de los puntos flacos del mundo internet, y son situaciones que resultan inabarcables; en el mundo del automóvil lo sufrimos mucho y por múltiples cauces (…) La cuestión es de un calado profundo y afecta a toda la sociedad. Nuestra postura es que es uno de los grandes temas sobre los que debemos exigir a estados y organismos transnacionales que actúen, pues, con las armas que tenemos en las manos, es imposible luchar contra esos incautos”.

Frente a este tipo de contenidos que aparecen en internet “sólo nos queda”, aseguran, “seguir trabajando con nuestros argumentos“. Y lo hacen informando a los medios de comunicación “llamando a la responsabilidad a la hora de enfocar y titular un tipo de información que causa daños irreparables en la imagen de todo el sector de la reparación y mantenimiento de vehículos”, “reivindicando la función social del taller como garante de la seguridad vial y principal asesor del automovilista” (para lo cual aseguran estar llevando a cabo numerosos esfuerzos) y “subrayando que los talleres quieren agradar a sus clientes y hacer su trabajo lo mejor posible para fidelizarlos, para que vuelvan, para que hablen bien ante terceros. ¿Qué sentido tiene otra cosa? El mercado es sabio y pone a cada uno en su lugar. Cuando uno hace las cosas mal, se cierra puertas y pone en peligro su supervivencia”.

Melett