Consecuencias en la suspensión neumática cuando un coche está inactivo

Desde el especialista en suspensión neumática Arnott explican cuáles son las principales consecuencias que tiene en la suspensión neumática de un vehículo el hecho de que este haya estado parado por un periodo tan prolongado de tiempo como el de confinamiento actual, a causa de la crisis del coronavirus.

Con las restricciones de movimiento causadas por la crisis del coronavirus, el uso de vehículos ha disminuido drásticamente. Debido al confinamiento, muchos vehículos no se han movido de sus casas. Por tanto, desde Arnott se preguntan ¿qué consecuencias podría tener esto para el sistema de suspensión neumática?

Por lo general, un vehículo equipado con suspensión neumática cae unos centímetros durante la noche cuando está aparcado porque un sistema de suspensión neumática pierde un poco de presión con el tiempo. Sin embargo, ¿qué sucede si un vehículo ha estado parado durante un período prolongado de tiempo?

La extensión del efecto depende de diversos factores como el diseño original del sistema, los estándares del fabricante, pero también las condiciones climáticas. Tenga en cuenta que las juntas eventualmente se secarán, y las conexiones pueden volverse menos herméticas cuando el sistema envejece. Este desgaste causará fugas de aire, lo que obligará al compresor a trabajar más para nivelar el vehículo. Todo esto es una parte integral de un sistema de suspensión de aire envejecido, que simplemente tiene una vida útil limitada de una media de 6-10 años hasta que sus componentes tengan que ser reemplazados.

Los efectos: lo que realmente está sucediendo

Los automóviles que se quedan aparcados durante un largo periodo de tiempo atraen más humedad debido a la falta de ventilación. Por ejemplo, la corrosión en los bloques de válvulas y los compresores es una de las consecuencias que podría resultar en defectos y fugas.

La corrosión (existente) tiene más tiempo para extenderse sin ser ‘pulida’ debajo del borde plegable de la goma.

Cuando la goma de un fuelle de aire está envejeciendo, perderá algo de flexibilidad y finalmente se secará. Cuando el vehículo está completamente en el suelo, la goma se coloca en una posición inusual. En este sentido, aumenta la probabilidad de que no se pliegue nuevamente en la forma correcta y, como consecuencia, se rasgue. Inflar el fuelle de aire cuando está en una posición inusual también puede hacer que el anillo de presión se salga.

Es posible que un compresor envejecido no pueda producir suficiente presión para elevar el vehículo de 0. Esto es especialmente cierto cuando el sistema también tiene una (pequeña) fuga de aire. El relé puede dañarse y, en el peor de los casos, el compresor puede quemarse al intentar presurizar el sistema a nivel operativo.

Los primeros dos efectos acelerarán el proceso de envejecimiento y acortarán la vida útil de los componentes del sistema. Los dos últimos puntos están afectando directamente el sistema de suspensión neumática. Los códigos de fallo se muestran en el cuadro de instrumentos y el sistema se apagará. Cuando esto sucede, el coche ya no se puede conducir de forma segura, por lo que se debe acudir al taller para su diagnóstico y reparación.

¿Qué hacer para mantener el sistema en buen estado?

Si es posible, se debe mantener el vehículo en movimiento y conducirlo al menos una vez por semana. Así se beneficia al vehículo no sólo para mantener el sistema de suspensión neumática en buen estado, sino en general (otros componentes/sistemas como el aire acondicionado, aceite de motor, batería, sistema de frenos, etc.).

Si no es posible conducir el vehículo, se recomienda encenderlo una vez por semana para mantener presurizado el sistema de suspensión neumática. En caso de que el sistema también esté equipado con una funcionalidad de altura de desplazamiento, se aconseja usarlo para bajar y subir completamente el coche al menos una vez. Esto permite que la humedad salga del sistema (se introduce en el secador y se evapora cuando el compresor se calienta).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorEn junio vuelve ‘El Recambiazo’
Artículo siguienteCárcel por no pagar la factura en el taller

¡Suscríbete a nuestro newsletter!