¿Cuántas hidrogeneras existen en España?

El hidrógeno es una energía que se posiciona como alternativa real a las fuentes energéticas tradicionales y en España parece que se está empezando a apostar por él como nuevo vector energético para su aplicación en múltiples usos, y la movilidad es uno de ellos.

Tal y como recoge el digital goodnewenergy.enagas.es, “desde el 2014, existen vehículos comerciales que utilizan el hidrógeno como combustible, lo que ha favorecido el crecimiento de estaciones de repostaje de hidrógeno en todo el mundo”.

Actualmente, sólo hay seis hidrogeneras en nuestro país, situadas en Madrid, Sevilla, Zaragoza, Huesca, Albacete y Puertollano aunque, de momento, no son de uso público. La última fue inaugurada en Madrid el pasado mes de enero y está dedicada a vehículos eléctricos de pila de combustible que ofrecen una “gran autonomía”, informan desde el medio digital.

Asimismo, esta estación -promovida gracias a la colaboración de Enagás, Toyota España, Urbaser, Carburos Metálicos, Sumitomo Corporation España y la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES)- suministrará hidrógeno a una flota de 12 vehículos Toyota Mirai, repartidos entre las diferentes compañías colaboradoras. “El proceso de repostaje es equivalente al de un modelo de propulsión tradicional -menos de 5 minutos- y ofrece una autonomía de alrededor de 550 km”, afirman.

No obstante, en España, la Hoja de Ruta del Hidrógeno -aprobada por el Gobierno- contempla la implantación de una red con un mínimo de 100 hidrogeneras para 2030.

El hidrógeno, ¿una energía clave en el proceso de descarbonización?

A pesar de que desde hace más de diez años existen vehículos homologados de hidrógeno, el escenario ideal pasa por alimentar a estos vehículos con hidrógeno verde, que es aquel que se produce mediante la utilización de energías renovables que lo extraen del agua.

De esta forma, según goodnewenergy.enagas.es, estos vehículos se presentan como una “gran alternativa” para lograr vehículos con cero emisiones y ofrecen otras ventajas de cara al usuario, entre otras: tiempos de repostaje similares al de combustión, no necesitan enchufe en el garaje, ofrecen mayores niveles de autonomía, y menor dependencia de la batería.

Hoy en día, un total de 11.000 coches de hidrógeno circulan en todo el mundo, la mitad de ellos en California (Estados Unidos). Existen tres modelos de coches de hidrógeno disponibles para todos los ciudadanos: el Toyota Mirai, primer vehículo eléctrico de celda de combustible dedicado producido en masa del mundo; el Hyundai Nexo y el Honda Clarity.

Además de coches, todo tipo de vehículos -barcos, camiones, furgonetas, bicicletas, motocicletas y scooters, carretillas elevadoras…- utilizan esta fuente de energía motriz ya que, explican, “es una fuente energética ilimitada, que se puede obtener de forma sostenible y es fácil de almacenar y transportar”.

Aparte de su uso en la movilidad, el hidrógeno también se utiliza en el sector industrial para el abastecimiento de energía en el funcionamiento de plantas de producción, como materia prima en procesos industriales y para la climatización de hogares y edificios, entre otros.

“El reto está ahora en aunar fuerzas y desarrollar más proyectos para que ese hidrógeno provenga de fuentes renovables, lo que será clave para alcanzar la neutralidad climática y un sistema eléctrico 100% renovable en España, no más tarde de 2050”, según recoge el medio digital.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior“La automoción es un sector crítico para la economía española”
Artículo siguiente¿Cuáles son los nuevos hábitos de los consumidores en la posventa?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!