Daños causados por objetos extraños en el turbocompresor

Melett analiza cuáles son las causas que provocan daños por objetos extraños, así como propone soluciones para prevenir este tipo de fallos.

Un objeto extraño es básicamente cualquier objeto que entre al turbo a través de la entrada de aire o de la entrada al sistema de escape. Cuando un cuerpo extraño entra en el turbo, su rendimiento se ve afectado muy rápidamente. Por eso, Melett explica cómo ocurren estos fallos, las señales que indican que existe un daño causado por objetos extraños y cómo se pueden prevenir.

¿Cómo ocurren los daños por objetos extraños en el turbo?

-Mediante partículas pequeñas que entren a través de las mangueras dañadas.

-Si el filtro del aire está dañado (o defectuoso) o es de baja calidad, o si simplemente no hay ninguno, se absorberán objetos a través de la entrada de aire.

-Por restos procedentes de una falla anterior en el turbo.

-Por componentes del motor rotos, como por ejemplo válvulas o fragmentos de un pistón dañado o puntas de inyectores.

-Tornillos, tuercas, arandelas, trapos o cualquier otro objeto que se haya podido quedar en la manguera de entrada durante el mantenimiento.

Señales que indican un daño causado por objetos extraños

-Ruidos procedentes del turbo durante el funcionamiento.

-Pérdida de rendimiento.

-Astillado de la rueda compresora o de las aspas de la turbina.

-Daños visibles alrededor de la entrada al compresor.

-Ruidos en las aspas del compresor.

 

Pitting en las cuchillas VNT.
Daños en el inductor de la rueda compresora o de la turbina.

Prevención de fallos en el turbo

-Revise que las mangueras de aire no estén bloqueadas y de que no haya objetos sueltos.

-Compruebe de que las mangueras de aire estén intactas y en buenas condiciones.

-Verifique de que el filtro de aire es el adecuado para el vehículo.

-Asegúrese de limpiar los posibles restos o fragmentos del motor provenientes de la falla anterior.

-El uso de juntas nuevas ayuda a prevenir los riesgos de rotura de juntas y además asegura un perfecto sellado.

Importante: Nunca haga funcionar un turbo con aspas dañadas, ya que afectará al equilibrado y podría perjudicar la vida útil del producto.