De 2 a 3 meses de demora en la recogida de neumáticos usados en A Coruña

Atreve, asociación de empresarios del taller de reparación de vehículos de A Coruña, ha denunciado diversas deficiencias que se están produciendo en el servicio de recogida de neumáticos fuera de uso de Signus (Sistema Colectivo de Gestión de Neumáticos Fuera de Uso) y de los problemas que esto les está ocasionando a los talleres.

Atreve ha informado a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio  y Vivienda de deficiencias en el servicio de recogida de neumáticos fuera de uso que presta Signus y de los inconvenientes que esta situación les está creando a los talleres.

Y es que la retirada de los neumáticos fuera de uso (NFU) se está demorando entre dos o tres meses desde la solicitud, tiempo durante el cual el depósito de ruedas sigue aumentando y desbordando el espacio físico del que disponen los propios talleres. Tal y como expone Atreve, los profesionales de la reparación no sólo se exponen a ser multados, sino que además aumenta el riesgo en caso de incendio y, entre otras cosas, se entorpece la actividad normal del taller.

No obstante, el verdadero problema reside en el hecho de que, según las normas de las empresas encargadas de la gestión de los neumáticos, los talleres deben tener un mínimo de 100 neumáticos fuera de uso (NFU) para llamar al gestor de estos residuos -Signus o TNU-, y solicitar su retirada…

Multas, peligro de incendios, complicaciones en el trabajo diario…

El gerente de Atreve, José Ramón Devasa, en su misiva a la subdirectora general de Residuos, Verónica Tellado, le ha trasladado que desde la asociación han tratado sin éxito de buscar una solución negociada con el director comercial de Signus en la zona noroeste: “Actualmente las recogidas se están retrasando un promedio de 2 a 3 meses, ocasionando un trastorno muy elevado a los talleres, por la gran cantidad de NFU acumulados”.

Asimismo, en la carta Atreve explica que ha habido casos de talleres de apenas 100 metros cuadrados “que no podían trabajar por el gran número de NFU acumulados, talleres con más de 300 NFU situados en bajos comerciales en zonas urbanas debajo de viviendas, generando una carga de fuego muy superior a lo estimado en el diseño de las instalaciones PCI (Protección Contra Incendios), y en definitiva talleres a los que la acumulación de NFU les está imposibilitando realizar adecuadamente su labor de reparadores de vehículos”.

Desde la asociación de talleres de A Coruña denuncian que “si tenemos en cuenta que somos objeto de inspecciones periódicas tanto del Seprona como de la Policía Autonómica, vigilando el cumplimiento de la correcta gestión medioambiental de los residuos generados en el taller, estamos en una situación inaudita al vernos imposibilitados, por motivos ajenos a nuestra voluntad, en cumplir una normativa por la que podemos recibir una sanción”.

A su vez, Atreve ha solicitado a sus asociados toda la información detallada que puedan proporcionar con respecto a estas deficiencias para que se pueda abrir un expediente: cuándo se solicitó la recogida, cuánto se retrasó, cuánto espacio ocuparon los neumáticos hasta su retirada… al igual que fotografías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior¿Cómo se soluciona la rotura de los ribs en una correa Poly-V?
Artículo siguienteIADA ha lanzado un nuevo aditivo

¡Suscríbete a nuestro newsletter!