Delphi Technologies supera a la competencia con sus pastillas de freno

La compañía superó a la competencia en tests de pastillas de freno montadas en un Volkswagen Touareg.

Recientemente, Delphi Technologies ha llevado a cabo una serie de tests para comparar sus pastillas de freno con otras de equipo original y con cuatro de sus principales competidores, montadas en un VW Touareg II V6 TDI, un vehículo de alta gama que comparte plataforma con el Porsche Cayenne y el Audi Q7.

Asegura la empresa que sus pastillas superaron a las cuatro marcas del sector de posventa, deteniendo el vehículo antes y con mayor control, incluso a altas temperaturas, con una frenada silenciosa y menos desgaste, demostrando ser unas polivalentes pastillas de freno de altas prestaciones. En 2018, Delphi Technologies realizó unas pruebas similares en un VW Passat, y los resultados fueron igual de positivos. Por ello, subrayan la importancia de elegir siempre pastillas que se han desarrollado específicamente para la marca y modelo que equipan.

Las pastillas de Delphi frenaron antes

A medida que aumenta la potencia del motor, aumenta la posibilidad de alcanzar mayores velocidades, pero también  las exigencias sobre el sistema de frenado, que necesita una mayor potencia para detener el vehículo. Este es uno de los mayores problemas que presenta la frenada de altas prestaciones. Para reproducir exactamente estas condiciones se realizaron frenadas de emergencia a cinco temperaturas de funcionamiento diferentes, desde 50°C a 400°C. A velocidades de 170 km/h, el vehículo equipado con las pastillas de Delphi Technologies frenó en todos los tests antes que las cuatro marcas de posventa. La marca destaca también que en todas las ocasiones se frenó controladamente y sólo se registró una mínima variación en el rendimiento en el rango de temperaturas: a 50°C las pastillas necesitaron 114 metros para detener el vehículo y tan sólo dos metros más a 400°C, lo que, según Delphi, demuestra la excelente estabilidad térmica de sus pastillas.

En marcado contraste, dos de sus competidores requirieron tiempos de parada significativamente mayores, con una notable disminución de su capacidad de respuesta a medida que aumentaba la temperatura. Por ejemplo, a 400°C, el vehículo equipado con las pastillas de Delphi Technologies se detuvo tres metros antes que la marca de posventa mejor posicionada, 17 m antes que la siguiente y unos abrumadores 52 m y 56 m que la tercera y la cuarta. Esta última, en concreto, a 400°C necesitó 37 m más para detenerse que a 50°C. Como dato significativo, merece la pena destacar que desde el momento en que el vehículo equipado con las pastillas de Delphi Technologies se detiene, las dos marcas de peor rendimiento siguen rodando a más de 87 km/h, con consecuencias potencialmente graves.

“Para nosotros, la seguridad es lo primero”, explica Neil Fryer, vicepresidente global de Márketing, Productos y Estrategia de Delphi Technologies Aftermarket. “Siempre seleccionamos los materiales con las mejores prestaciones de fricción para la aplicación en que vayan a utilizarse. Y para los vehículos de altas prestaciones, esto significa un compuesto de la pastilla capaz de proporcionar un alta y estable coeficiente de frenado para una potencia de frenado y control óptimos, mientras que también soporta la mayor energía generada durante las frenadas a mayor velocidad. Las pruebas han demostrado que, a diferencia de otras marcas, nuestras pastillas proporcionan de manera constante potencias de frenado y control al nivel de los equipos originales, con mínimas pérdidas de potencia”.

El silencio de las pastillas

Montar también unas pastillas que generen poco nivel de ruido es fundamental. Delphi Technologies ha demostrado una vez más que sus pastillas de freno se encuentran entre las más silenciosas del mercado y, especialmente, mucho más que las del fabricante original, que registraron ruidos superiores a los 70 dB en varias ocasiones. De igual modo, el índice de ruido de las pastillas fue de 9,0; es decir, prácticamente silenciosas (aquí, un índice de 7 o menor indica que el ruido es perceptible, mientras que un índice 10 indica silencio).

“El regreso de los clientes por motivos relacionados con el ruido son un problema para muchos talleres. Por este motivo, nuestras pastillas cuentan con parches antirruido, como cuñas para equipo original, biselados y tecnología de subcapa. Claramente, hacen su trabajo, ya que las pastillas son incluso más silenciosas que las de equipo original”, continúa Fryer.

También resistentes al desgaste…

Las pastillas de freno de Delphi Technologies consiguieron resultados igual de buenos en resistencia al desgaste. En el eje delantero, donde se produce la mayor parte de la frenada, tras 2140 paradas a diferentes velocidades y presiones, se desgastaron un 0,1 mm menos que la siguiente marca de posventa y 1 mm menos que la peor. En el eje trasero, los resultados fueron parecidos y, en este caso, superaron también a las pastillas de equipo original. Por otra parte, tanto en el eje delantero como el trasero las pastillas de Delphi Technologies desgastaron mucho menos el disco.

“Elegir las pastillas de freno puede parecer a veces como hacer malabarismos”, concluye Fryer. “Por ejemplo, unas pastillas con excelente potencia de frenado pueden desgastarse más rápidamente, mientras que otras que duran más pueden generar más ruido. Esto no ocurre con las pastillas de Delphi Technologies. En el VW Touareg, nuestras pastillas consiguieron el equilibrio óptimo entre ruido, desgaste y potencia de frenado, al tiempo que cumplían con las exigencias adicionales de los vehículos de altas prestaciones. Esto asegura unas pastillas de calidad superior en las que tanto los técnicos como los conductores confían para obtener el más alto rendimiento en todos los aspectos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorImpulso a la movilidad sostenible, pero no a la renovación del parque
Artículo siguienteEl futuro es eléctrico, pero no tan rápido

¡Suscríbete a nuestro newsletter!