Descontento entre las ferias tras la decisión de Automechanika

Hace un par de semanas se daba a conocer la noticia: Automechanika retrasaba su celebración a septiembre de 2021, rompiendo así con el equilibrio ferial establecido en Europa. Si las ferias de Madrid, Bolonia, París y Portugal seguirán adelante con sus planes para 2021 o se verán obligadas a cambiar de fecha aún es una incógnita en la mayoría de los casos. Lo que no lo es, sin embargo, es el descontento generalizado: todas las organizaciones coinciden en que el expositor se verá abocado a elegir en qué feria participar… De hecho, tanto es así que algunas organizaciones incluso aseguran con transparencia que desearían tener un “calendario justo y coordinado”.

La primera perjudicada podría ser Motortec, quién podría verse obligada a cambiar su hoja de ruta cuando no entraba en sus planes. Y es que el director de Movilidad de IFEMA David Moneo a finales de abril manifestaba que Motortec no renunciaría a su calendario pese a la pandemia. Pero el anuncio de Automechanika podría cambiarlo todo, tal y como el propio Moneo ha explicado a La Comunidad del Taller: “Estamos hablando con las asociaciones y tenemos que evaluar muchas cosas. El sector está empezando a reactivarse y preferimos mantenernos a la espera, que la gente vuelva a trabajar, y luego ya empezar a tomar decisiones”.

Y en el mencionado proceso de evaluación cuentan con la ayuda de Sernauto, quién se ha dirigido a posibles expositores para instarles a rellenar una encuesta, “a fin de conocer el sentir del conjunto de empresas” en relación a la situación. En la misma preguntan acerca de la intención de participación en 2021 o en el segundo trimestre de 2022 si la feria llegase a retrasarse, además de los motivos de la negativa en caso de no asistencia.

El resto de ferias europeas se pronuncian

El CEO de Autopromotec (Bolonia), Renzo Servadei, se expresa con sinceridad: desearían tener un “calendario justo y coordinado”. Adelanta que se mantendrán a la espera, “monitoreando cuidadosamente la situación actual, tanto desde una perspectiva económica como sanitaria, para tomar decisiones en consecuencia”. Y asegura que en última instancia “serán los expositores quienes decidan a qué feria asistir y, si es necesario, las fechas”.

En cuanto a Equip Auto (Francia), también se encuentran sujetos a la incertidumbre. No descartan un cambio de fecha, pero antes de actuar analizarán cómo sus clientes perciben la decisión de Messe Frankfurt. Y además no tienen dudas de que este imprevisto les afectará: “Es obvio que podemos imaginar que tendremos consecuencias para nuestros clientes y las decisiones que toman según la oferta europea de ferias en 2021″, asegura su director general Mario Fiems.

E igualmente opina la organización de expoMECÂNICA (Portugal), quien teme una vez más que sus clientes y visitantes se vean obligados a elegir: “Ante tan generosa oferta ferial en 2021, es probable que las empresas y visitantes tengan que tomar decisiones”, concluye el director general de la feria José Manuel Costa, quién además adelanta que en principio no desplazarán la fecha y también comunica un cambio en su estrategia: a pesar de que habían decidido hacer el evento bienal a partir de la edición de 2021, volverán a abrir las puertas del salón en 2022, “para establecer un calendario y a partir de ahí celebrar cada dos años”.

¿Cómo afectará a los expositores?

Asistir o no asistir, esa es la cuestión para muchos. Y es que, tal y como destaca el subdirector general de ICER Brakes Rubén Llánder, “cuando en los años impares se concentran tantas ferias, como ocurre en esta ocasión, sube el gasto en márketing ferial y esto hace que las empresas tengan que tomar decisiones, como a cuántas pueden asistir y a cuáles”.

En su caso particular, asegura que, aunque se consideran muy “feriantes”, por el momento tendrán que valorar el importe económico que les supondrán cuestiones como los recursos humanos destinados a la preparación de los salones, los gastos de desplazamiento y de diseño del stand, entre otros.

¿Acierto o error?

Mª Begoña Llamazares, responsable de Mercados de Sernauto, considera que “la no organización de Automechanika Frankfurt a principios de septiembre es un acierto”. En su opinión, esta decisión ayudará a los expositores españoles a mantener su participación en la feria; al otorgarles “un marco temporal suficiente para tomar impulso financiero a fin de acometer una inversión de la magnitud que supone Automechanika Frankfurt”.

Sin embargo, Llamazares no niega que esta decisión vaya a afectar a otras ferias relevantes del mundo de la posventa: “Para aquellas empresas con intereses comerciales en los mercados de influencia de dichas ferias, el traslado de Automechanika Frankfurt a 2021 supondría un enorme esfuerzo económico poder compaginar su presencia en las mismas. Las empresas se verían forzadas a priorizar mercados y objetivos”, manifiesta en la misma línea que Llánder, Costa, Feims y Servadei. Y es que todos ellos coinciden en que el expositor se verá abocado a elegir en qué feria participar y en cuál no.

Por último, la responsable de Mercados de Sernauto se muestra sabedora de que lidiar con este ajuste en el calendario no será fácil: “Como organizadores de la presencia española en ferias internacionales (Sernauto organiza los Pabellones Agrupados), lógicamente tendremos que adaptarnos a los cambios que experimente el calendario anual de eventos en mercados foráneos. Es preciso no sólo reajustar las diferentes gestiones y prestaciones de servicios a acometer en cada momento -ubicaciones, proyectos de decoración, acciones de márketing…-, sino también minimizar el impacto de dichos cambios en los participantes”, concluye
.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorMetalcaucho vuelve a la carga
Artículo siguienteFallo interno de software en el ECM de un Volvo V50

¡Suscríbete a nuestro newsletter!