“Di NO a los talleres ilegales”

En un vídeo para la red de talleres de SPG, el divulgador experto en el mundo del motor, Juan Francisco Calero, ha explicado los motivos por los que no se debe acudir ni confiar en los conocidos como talleres piratas.

La proliferación en los últimos años de este tipo de negocios es un problema serio para los profesionales de la reparación, tanto por suponer una competencia desleal e ilegal como por suponer un peligro para los usuarios y para la seguridad.

Y es que, como define Calero, los talleres ilegales son “cualquier actividad en la que se reparan vehículos a motor, haciéndose a escondidas, sin ningún tipo de licencia ni control”. Sumándose el hecho de que “todo lo que hace un taller ilegal, se declara en negro. Lo que supone un fraude”, señala Calero.

Por tanto, en este vídeo para SPG Talleres, el experto divulgador analiza los motivos por los que hay que decir NO a los talleres piratas. La primera razón que da es que “si tú vas a un taller ilegal a reparar tu coche, no tienes ningún tipo de garantía ni sobre la mano de obra ni sobre las piezas que te colocan en el coche, además de que tampoco se puede reclamar nada, salvo que se decida denunciar la existencia de este negocio”.

Asimismo, subraya la importancia de las piezas con respecto a este tipo de negocios: “Los talleres ilegales pueden comprar las piezas de manera legal donde las compra todo el mundo, pero no hay ningún control sobre la calidad de esas piezas” e igualmente, explica Calero, “en estos sitios son más proclives a utilizar piezas de desguaces sin ningún tipo de control”. Al contrario que ocurre con las piezas que compran los talleres legales a un distribuidor oficial, “de las que sí responden una vez montadas en el vehículo, con las garantías que existen y que son obligatorias por ley a la hora de reparar un vehículo en un taller”.

Además, Calero hace hincapié en dos asuntos más, al margen de la propia seguridad de las personas que trabajan en este negocio. Uno es que las medidas de seguridad que tiene que haber en un ambiente de trabajo “se las pasan por ahí”, señala Calero, por lo tanto, “estas personas están trabajando con mucho más riesgo, tanto para ellos como para las personas que les visitan, e igualmente supone un riesgo para el vehículo no solamente para las piezas”. Y es que, según Calero, hoy en día, algo tan importante como es la electrónica en los coches, la diagnosis, etc. un taller ilegal no lo tiene, no tiene máquinas de diagnosis de última generación que estén actualizadas. De hecho, en muchos casos, “utilizan equipos piratas que no tienen capacidad para solucionar la mayor parte de las averías de los automóviles”.

Por su parte, el experto divulgador explica la importancia del tratamiento de los residuos (neumáticos, aceites, baterías…) que se generan en un taller. Y es que “existen muchos residuos que se generan cuando se cambian piezas en los coches”. Residuos que mientras que, en los talleres legales, “se gestionan de una manera controlada, pagándose los respectivos impuestos, y pagando a los gestores de residuos para que todos estos deshechos sean tratados apropiadamente”. En los negocios piratas, “se vierten en cualquier sitio”, por lo que supone “un peligro para el medioambiente y un fraude para las empresas que se encargan de gestionar esos residuos”. Además, continúa, “estos sitios están dentro de la economía sumergida, no pagan impuestos y no declaran ni aportan riqueza a la economía”.

Por todo ello, Calero aconseja siempre acudir a un taller legal que esté debidamente regulado, que tenga todas las licencias, que utilice productos detrás de los cuales siempre hay unos fabricantes que pueden responder en caso de que haya problemas, y que ofrezca todas las garantías de las reparaciones que haga en el vehículo. “Un taller legal tiene una formación y una información técnica que además está suministrada siempre por un fabricante, tanto lo de la pieza como lo de la máquina que lo repara”, asegura. “En resumen, no caigas en esa trampa de precio porque tienes mucho más que perder que ganar. Di NO a los talleres ilegales”, concluye Calero.

2 Comentarios

  1. Con un Carnet de Profesional legalizado para comprar ,RECAMBIO,MAQUINARIAS,CONSUMIBLES,ETC valdría
    y el que VENDIERA un solo tornillo a un Ilegal,,,MULTA GORDA esto también vale que no se puede vender ciertas piezas a los particulares,para MI por lo menos la Mecánica en la calle esta PROHIBIDA,

  2. Los primeros que tendrían que decir no a los talleres ilegales son los propios distribuidores que por no perder una venta no solo les suministran el material sino que se la llevan al local sabiendo que no es un taller, no tengamos la idea de que un taller ilegal es solo el que esta en un gallinero perdido, el compraventa que aprovecha sus instalaciones para ofrecer servicios de mantenimiento y reparación sin estar dado de alta en esta actividad ni tener la correspondiente recogida de residuos también es un ilegal, aunque sus instalaciones sean muy cucas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorEl equipo automovilístico de Metalcaucho resurge con fuerza
Artículo siguiente¿Cuál es el perfil más demandado de la automoción en 2021?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!