¿Dominarán los híbridos y los eléctricos el mercado en 2025?

Según Sumauto -especialista en portales verticales de automoción-, más de la mitad de las ventas de los vehículos serán de motorizaciones híbridas (40%) y eléctricas (14,5%) en 2025.

Más de la mitad de las ventas de automóviles (un 55%) corresponderán a motorizaciones híbridas y eléctricas en 2025, año establecido por la Unión Europea para que los fabricantes disminuyan las emisiones de toda su flota en un 15% en comparación con los niveles de 2021, según datos de la consultora MSI para Sumauto, especialista en portales verticales de automoción.

De esta forma, de cara a 2025, por un lado, los híbridos alcanzarían una cuota del 40% de las ventas españolas, mientras que los eléctricos representarían el 14,5%. Este aumento podría crecer si se solventara la diferencia de precio de estos modelos con respecto a los de combustión tradicional. En el caso del eléctrico, este incremento sería superior si se resolviera la falta de infraestructuras de recarga, la volatilidad de las baterías y el tiempo medio de recarga.

Crecimiento del coche autónomo y conectado

Asimismo, desde el especialista en portales verticales de automoción señalan que el crecimiento de los eléctricos será paulatino e irá en paralelo al despegue del vehículo autónomo, que hacia 2025 alcanzaría el 7,3%, lo que supone la mitad de las matriculaciones de coches eléctricos.

A su vez, el desarrollo del coche autónomo llevaría al del carsharing lo que se traduciría, según Sumauto, en la disposición de “un transporte público sin conductor a demanda sin horarios rígidos ni líneas preestablecidas, principalmente en ciudades de más de 200.000 habitantes para 2025”. Si bien, el coche compartido apenas representaría el 5,3% de las ventas para ese año, aunque su cuota de mercado aumentara.

Por su parte, Sumauto afirma que para 2025 el 70% de los vehículos estarán conectados entre sí, así como con las infraestructuras de tráfico, los talleres, los concesionarios… De modo que, según datos de Solera, se estima que de aquí a diez años el negocio generado por los coches conectados iguale a toda la facturación de la posventa, más de 14.000 millones de euros.

El problema del envejecimiento del parque

Con la edad media del parque automovilístico situada alrededor de los 12,3 años, se considera necesario un plan de achatarramiento vinculado de forma directa a un control especial y real de emisiones en la ITV, que permitiría la retirada de 500.000 vehículos contaminantes.

De modo que el 20% de los propietarios que achatarrasen su coche, dentro de este plan, comprarían otro nuevo o usado, reduciendo así los vehículos de más de diez años, los más contaminantes, en 185.000 unidades para 2025, al pasar de los 1,6 millones previstos en el año 2020 a 1,4 millones en el plazo de cinco, casi un 12% menos.