¿Qué efectos puede tener la temperatura en la batería?

Varta, marca perteneciente a Clarios, analiza un mito y muestra la realidad para entender la influencia de la temperatura en la batería.

El mito: las baterías se estropean en invierno

En determinadas ocasiones, puede pasar que entras en el coche, giras la llave de contacto y, a continuación, no pasa nada durante un rato. Diagnóstico: la batería se ha descargado. Este diagnóstico es correcto en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, hace falta saber que no fue la primera noche de frío la que acabó con la batería, sino sobre todo el caluroso verano anterior.

Este es el motivo por el que envejece una batería

Cuando una batería alcanza el final de su vida útil, esta ha sufrido una combinación de varios grados de desgaste y envejecimiento. El desgaste y el envejecimiento son dos efectos diferentes que se pueden explicar de forma muy clara observando los neumáticos de los vehículos.

El desgaste se produce cuando un vehículo circula por carretera. El estilo de conducción, es decir, la forma en la que se utilizan los neumáticos, también afecta al desgaste. En cambio, el envejecimiento natural también se produce cuando el vehículo no se mueve o el neumático está simplemente en el almacén. Estas circunstancias también hacen que el material se vuelva frágil en algún momento y que el neumático envejezca.

Al igual que el estilo de conducción influye en el desgaste, las condiciones ambientales externas influyen en el envejecimiento.

Para un neumático esto es bastante obvio. Por eso, a continuación, Varta explica brevemente lo que esto significa para la batería.

Desgaste de la batería

El desgaste se debe al uso de la batería. Si una batería se utiliza con frecuencia y de forma intensiva, se desgastará con más rapidez que una batería que se utilice con poca frecuencia o en contadas ocasiones.

En contra de lo que se suele pensar, no es el número de arranques del motor lo que provoca el desgaste de la batería, sino el número de ciclos de carga y descarga (ciclo de vida) y la profundidad de estos ciclos (profundidad de descarga).

No obstante, el desgaste se puede contrarrestar utilizando la tecnología de baterías adecuada. Por ejemplo, si el cliente tiene un vehículo con función «Start-Stop», sin duda se necesita una tecnología AGM o EFB. Una batería SLI convencional no está diseñada para estas aplicaciones y, por lo tanto, se desgasta con bastante rapidez.

Envejecimiento de la batería

En el caso de una batería de un vehículo clásico que se usa poco y está aparcado la mayor parte del tiempo, el desgaste no suele ser muy pronunciado. En este caso, es más probable que se manifieste el efecto del envejecimiento.

Para explicar los efectos del envejecimiento, la compañía tendría que adentrarse en las peculiaridades de las reacciones químicas de la batería de plomo-ácido. Pero eso sería llevar las cosas demasiado lejos en este momento. Así pues, limitan el tema a un factor importante: la temperatura, pues los procesos químicos de la batería dependen en gran medida de esta magnitud.

Por regla general, se puede afirmar que la reactividad química se multiplica por dos por cada 10 grados Kelvin de aumento de temperatura, lo que da lugar a un aumento exponencial de la reactividad. De hecho, este efecto se utiliza para acelerar los ensayos de laboratorio efectuándolos a altas temperaturas. No sólo en el laboratorio de baterías de Varta, sino también con todos los proveedores y fabricantes de Primeros Equipos.

Y aquí se vuelve a lo mencionado al principio de este artículo, es decir, al hecho de que las altas temperaturas del verano aceleran el envejecimiento y dañan la batería.

La corrosión de la rejilla acorta la vida de la batería

La rejilla del interior de la batería debe cumplir dos funciones fundamentales para garantizar un rendimiento correcto. En primer lugar, conduce el flujo de corriente desde la superficie de la placa hasta los conectores de esta. Y, en segundo lugar, la placa proporciona la estructura de soporte para la masa activa de la placa.

Uno de los aspectos más importantes cuando se trata del envejecimiento debido a la temperatura es la llamada corrosión de la rejilla. Al igual que sucede con el óxido de los paneles de la carrocería, la corrosión de la rejilla también provoca la descomposición de la aleación de plomo.

Las ilustraciones que se incluyen a continuación muestran imágenes originales de rejillas de un ensayo de campo realizado en Las Vegas. El clima de Las Vegas es desértico, con veranos largos y calurosos, por lo que es ideal para un ensayo de campo destinado a analizar el envejecimiento.

Estas imágenes muestran de forma muy clara en qué consiste la corrosión de la rejilla.

 

 

 

 

La rejilla desempeña dos funciones: facilita la conducción de la corriente dentro del electrodo y forma el esqueleto mecánico de la masa activa. El hecho de que ambos empeoran con el aumento de la corrosión de la rejilla es más que evidente.

Ahora sabemos que son las altas temperaturas del verano las que dañan la batería. No obstante, las estadísticas también demuestran de forma fehaciente que la mayoría de las averías de las baterías se producen en invierno. ¿Qué relación existe entre ambos hechos? También en este caso la temperatura vuelve a ser un factor crucial.

Como ya se ha mencionado al hablar del tema del envejecimiento, la reactividad de los productos químicos que se encuentran en el interior de la batería depende en gran medida de la temperatura. Si se lee la curva (link auf das Bild “graph influence of temperature.png” weiter oben im Artikel einfügen) al revés, se observa que, cuanto más baja es la temperatura, más lentas son las reacciones químicas que se desarrollan dentro de la batería. Esto significa que la batería no puede presentar el mismo rendimiento en un frío día de invierno que en un caluroso día de verano. Así, es posible que el vehículo siga arrancando sin problemas a 20 °C, pero que no pase nada a 0 °C.

Conclusiones

-Ahora sabemos que son las altas temperaturas del verano las que dañan la batería.

-Cuando una batería alcanza el final de su vida útil, esta ha sufrido una combinación de varios grados de desgaste y envejecimiento.

-El desgaste se debe al uso de la batería. Si una batería se utiliza con frecuencia y de forma intensiva, se desgastará con más rapidez que una batería que se utilice con poca frecuencia o en contadas ocasiones.

-La temperatura afecta considerablemente al envejecimiento, pues las reacciones químicas, inclusive los efectos secundarios no deseados, dependen en gran medida de la temperatura. Uno de los aspectos más importantes cuando se trata del envejecimiento debido a la temperatura es la llamada corrosión de la rejilla, que da lugar a la descomposición de la aleación de plomo.

-La rejilla desempeña dos funciones: en primer lugar, facilita la conducción de la corriente dentro de la placa y, en segundo lugar, forma el esqueleto mecánico de la masa activa. Y también se ha demostrado que ambos empeoran con el aumento de la corrosión de la rejilla.

-Las baterías “mueren” en verano, pero hasta que no llega el invierno no nos damos cuenta de que la batería ya ha pasado su mejor época. Por lo tanto, desde Varta recomiendan probar todas las baterías cuando un vehículo llegue al taller, puesto que, de este modo, los profesionales del taller podrán alertar a sus clientes con antelación sobre un posible fallo de la batería en breve y podrán recomendarles una sustitución preventiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here