El 21% de los conductores circula con neumáticos inseguros

Según un estudio realizado por Confortauto, en España, sólo el 40% circula con neumáticos por encima de 3 mm, profundidad recomendada por los expertos del sector.

El último estudio elaborado por Confortauto ha revelado que, a pesar de las campañas de concienciación llevadas a cabo por parte de las administraciones públicas, asociaciones y empresas, los conductores españoles continúan sin ser conscientes de lo importante que es tener los neumáticos en buen estado. Ya que este componente es uno de los elementos de seguridad más relevantes que se deben vigilar y el único punto de contacto entre el vehículo y la carretera, aseguran desde la red de talleres de mecánica rápida del automóvil.

El reciente estudio elaborado por el Centro de Desarrollo en Innovación de Confortauto (CDI), basado en un muestreo de revisiones a vehículos, se ha realizado aleatoriamente durante varios meses de 2018 en talleres de la red, dando los siguientes resultados:

Por un lado, el 21% de los conductores circula con una profundidad ilegal inferior a 1,6 mm y el 8% conduce con la alarmante profundidad de menos de 1 mm (casi sin dibujo), lo que pone en riesgo su seguridad y la del resto de vehículos. Mientras que el 39% circula con una media entre 1,6 mm y menos de 3 mm, lo que no resulta suficiente para una conducción segura.

Por otro lado, sólo el 40% circula por encima de 3 mm, que es la profundidad recomendada por los expertos del sector.

Desde Confortauto afirman que estos datos se ven reflejados de manera directa en los accidentes con víctimas en carretera ya que el 54,7% de automóviles que presentaban defectos en su estado en el momento del accidente, correspondían al mal estado de sus neumáticos, según datos extraídos del ‘Estudio de la accidentalidad en España por defectos en los neumáticos de los vehículos’ de noviembre de 2011.

La profundidad mínima de dibujo del neumático, por ley, en España es de 1,6 mm. Los conductores que circulen con neumáticos por debajo de este mínimo legal, lo hace sin garantías de seguridad, especialmente en carretera mojada, donde se alarga la distancia de frenado y su comportamiento se vuelve impreciso, incrementando los riesgos de perder el control y aquaplaning, según afirma la red de talleres. Su sanción es de 200 euros por neumático y, en consecuencia, la inmovilización del vehículo.

Según revela el estudio independiente elaborado por MIRA (Industria de Investigación del Motor) del Reino Unido, un neumático con la profundidad del límite legal de 1,6 mm, necesita 39,5 metros para frenar a 80 km/h sobre mojado. Así, esta distancia disminuye a 29,5 metros si se trata de un neumático nuevo con 8 mm de profundidad (10 metros de diferencia, el largo de un autobús).

Confortauto asegura que los neumáticos son uno de los pilares básicos de la seguridad al volante ya que se trata del único punto de contacto con la carretera, su estado influye de forma decisiva sobre el comportamiento del vehículo y de ellos depende una conducción segura en muchos aspectos. La presión y el estado del dibujo son factores a tener en cuenta para contar con la garantía de que el neumático cumple correctamente sus funciones y mantiene perfectamente sus prestaciones, aseguran. Así, desde el Centro de Desarrollo en Innovación de Confortauto, informan que es primordial un mantenimiento adecuado de los neumáticos y su cambio cuando la profundidad es inferior a 3mm.