Desde 2023, el acceso vía ‘Pass Thru’, con un solo certificado…

A partir de agosto de 2023, los talleres independientes podrán obtener, con un solo certificado, acceso a toda la información técnica de nivel 2 (la relativa a la seguridad de los vehículos, consultada vía ‘Pass Thru’) de todos los fabricantes de vehículos.

En septiembre de 2020 quedó garantizado el acceso a la información técnica de nivel 2, vía Pass Thru (el más extendido, o vía PDU-API), con la entrada en vigor del Reglamento UE 2018/858. Un paso adelante para la supervivencia de los talleres independientes.

Ahora parece que se avanza otro paso más. A partir del 1 de agosto de 2023, el taller multimarca podrá obtener, con un solo certificado, acceso a toda la información técnica de nivel 2 (para programar llaves, cambiar cerraduras de puertas y todas las demás partes -software y hardware- que están vinculadas a los sistemas de seguridad) de todos los fabricantes de vehículos (automóviles, furgonetas y camiones).

Y es que el nuevo reglamento dicta que las marcas constructoras deben dar al sector independiente acceso a esta información sin restricciones y de manera normalizada (es decir, igual para todos) a través del conector OBD. No obstante, para establecer esa conexión con las webs de los constructores y acceder a la información de nivel 2 hay que conseguir un certificado para cada una de las marcas con las que se quiera trabajar. Un certificado para el taller y otro para cada uno de los empleados que vayan a acceder a esa información. Además, para tramitarla hace falta aportar desde el CIF de la empresa o un seguro de responsabilidad civil, a los contratos y antecedentes penales y administrativos tanto de la empresa como del trabajador. Y ese trámite, para cada marca. Algo que hoy en día supone una barrera importante para el sector independiente.

Sin embargo, ese obstáculo podría desaparecer con el certificado SERMI. Según información del Consejo Europeo del Comercio y la Reparación del Automóvil, Cecra, al que pertenece Cetraa, de la que se ha hecho echo la asociación ATRA, en julio de 2021 se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el Reglamento Delegado (Anexo X del 2018/858) con la modificación SERMI. A partir de ese momento, se inicia un período de implementación de 2 años, por lo que el esquema SERMI entrará en vigencia a partir de agosto de 2023.

¿Qué es el SERMI y qué supone para el taller independiente?

El SERMI es la entidad que se encarga de aprobar y autorizar a los operadores independientes (IO) que trabajan en la posventa de automoción europea, para permitirles acceder a la RMI (Información de Reparación y Mantenimiento) relacionada con la seguridad de los vehículos.

Desde el 1 de agosto de 2023, un operador (taller) podrá obtener, con un solo certificado, acceso a toda la información relativa a los sistemas de seguridad de todos los fabricantes. Por tanto, después de esta fecha, en caso de no conseguir el certificado SERMI, el operador independiente no podrá tener acceso a la información sobre los sistemas de seguridad ni al pedido de piezas relacionadas con los mismos: no podrá realizar programación de llaves y cerraduras; actualizaciones del software vinculado con los sistemas de seguridad, lo que incluye unidades de software relacionadas (ECU combinadas). Además, si solo una parte de la ECU (unidad de control) está vinculada a los sistemas de seguridad, la ECU completa se bloqueará.

Los principales afectados por el certificado SERMI son los reparadores independientes, ya que no obtienen este acceso a través de los OEM como sus compañeros reparadores autorizados. Si bien, a estos últimos también les interesa, por un lado, porque mantienen y reparan muy a menudo vehículos de marcas para las que no son reparadores autorizados y, por otro, porque será mucho más fácil conseguir un solo certificado a través de SERMI, sin necesidad de tantos trámites diferentes para obtener la autorización específica de la marca.

¿Cómo funciona el certificado SERMI?

Los empleados del operador independiente necesitarán un certificado electrónico protegido con pin y una autenticación de múltiples factores al acceder al sitio web del fabricante de automóviles. “El empleado sólo estará autorizado para el acceso a RMI relacionado con la seguridad si la empresa a la que pertenece también ha sido aprobada”, señalan. Los reparadores deberán seguir los siguientes pasos:

  1. El operador independiente (IO) que desee realizar un trabajo relacionado con la seguridad se dirigirá a un Organismo de Evaluación de la Conformidad (CAB), es decir, la entidad acreditadora autorizada en cada país.
  2. A continuación, el CAB llevará a cabo la aprobación necesaria (para la empresa/empresa comercial) y las autorizaciones (para los empleados individuales).
  3. Después de la notificación, el Centro de Confianza (TC) emitirá certificados y la autenticación multifactor para ser distribuidos por el CAB o directamente por el TC al operador independiente, según corresponda.
  4. El CAB será acreditado y evaluado por el Organismo Nacional de Acreditación (NAB), en el caso de España la ENAC.

Una vez completado, el empleado individual podrá acceder a la información de cada fabricante con este único certificado y autorización. La aprobación de la empresa y la autorización del empleado son válidas por un período de 60 meses, a menos que se revoquen por mal uso.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorEl Supremo autoriza el uso de las balizas luminosas sin geoposicionamiento
Artículo siguienteBlog Manel Báez: “¿Interesa un taller formado?”

¡Suscríbete a nuestro newsletter!